0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Marilyn Manson

Hablamos con el anticristo superestrella sobre envejecer, espiritualidad y su nuevo LP

Foto: Time Out
En 1996, el lanzamiento de Antichrist Superstar hizo que Marilyn Manson lograra la fama internacional. Su éxito se debió, en gran medida, a la forma en la que conjuga el nihilismo, hedonismo, satanismo, black metal y el pop para crear himnos dirigidos a adolescentes angustiados. El protegido de Trent Reznor prosperó mandando al infierno a la comunidad cristiana y provocando a la generación dominada por MTV.

Aunque durante los últimos años Marilyn Manson se ha tranquilizado. En 2014, por ejemplo, el hombre que alguna vez enloqueció al mundo, se deslindó inmediatamente de un video filtrado a internet en el que Eli Roth utiliza su música como banda sonora para una falsa violación a Lana Del Rey.

La música de Manson ha perdido amargura.  Ahora está de regreso con The Pale Emperor, su mejor álbum en años.

¿Qué significa para ti The Pale Emperor en este punto de tu carrera?
Representa el regreso a mi origen. En él utilizo mucho la metáfora de Fausto. Creo que es mi forma de saldar cuentas con los demonios, ya sean los míos o los de la gente a la que le vendí mi alma para ser lo que soy.

¿Qué tanto hay de ti en los personajes de las canciones? ¿Son figuras autobiográficas o exageraciones caricaturescas?
Creo que cualquier historia puede verse como si una parte de la persona cantara y la otra escuchara. Alguien hará que las canciones representen su propia historia. Creo que lo que realmente descubrí fue la esencia del blues, algo que no estuvo presente en mis discos anteriores.

Realmente se puede escuchar la influencia del blues en este álbum. Aunque éste es un género bastante espiritual y es casi la antítesis de lo que representa Marilyn Manson.
Bueno, en realidad creo que la religión sería la antítesis. Siempre he explorado mi lado espiritual a través del arte y me siento fuerte cuando canto. En verdad disfruté cantar en este álbum. Muchas de las tomas fueron grabadas en una sola sesión, las canciones mantienen ese primer impulso. El disco tiene mucha certeza. Si no me gustaba un track, borraba todo y empezaba de nuevo. Nada fue hecho por partes, todo fue en vivo. Invité a algunas personas al estudio para que se sentaran frente a mí y me vieran cantar. Eso me ayudó a sacar al actor que llevo dentro y me dio una confianza que es muy difícil de conseguir en el estudio.

Hablas de confianza, pero al mismo tiempo, creo que tu disco refleja cierta vulnerabilidad. Cuando escuchas "Odds of Even" parece que realmente estás consciente de tu propia mortalidad, tal vez más de lo que mostrabas antes.
Sí, supongo que el hecho de que mi madre muriera durante la grabación del disco me puso en otra perspectiva. Creo que expuse mis sentimientos.

En "The Mephistopheles of Los Angeles", cantas: "I don't know if I can open up/ I've been opened enough". ¿Qué tan difícil fue hacer este álbum?
Me resultó muy fácil. Antes pensaba que era una tortura ir al estudio. Si tenía que estar ahí a las 8pm, llegaba hasta las 3am, cuando ya estaban cerrando. Durante la grabación de este disco, despertaba con ganas de ir. Siempre llegué desde las cuatro de la tarde. Así que muchas veces, mientras cantaba, el sol aún iluminaba el cielo y cuando salía veía el anochecer. Solía pensar que mi periodo más creativo ocurría a las 3 de la mañana, pero me di cuenta de que a esa hora mi cerebro no paraba de dar vueltas y jamás terminaba lo que quería hacer ese día. Soy una persona nocturna, pero mi cerebro no funciona en la noche. De hecho funciona mejor cuando hace lo que quiere hacer y en este caso fue música.

Leí que disminuiste tu consumo de alcohol para dejar que tu cerebro hiciera su trabajo.
Todavía bebo, pero lo hago cuando termino el trabajo, no cuando lo estoy haciendo. Aunque en realidad creo que me convertí en un pacheco. Nunca entendí el concepto de escuchar música mientras fumabas marihuana, ya sabes, el clásico cliché del rock. De alguna forma lo evité durante toda mi vida. Supongo que voy en reversa.

Este tour se llama Hell Not Hallelujah, así que obviamente sigues predicando contra la religión.
Está inspirado en Flannery O'Connor. Él quiso hacer un renacimiento del Santo Cristo sin el Cristo. Es mi forma de decir que todo puede ser tan religioso como quieras. Así que no se trata de predicar contra dios o el cristianismo, sino presentar ambas partes. La selección de las canciones en vivo incluye ambos lados. Obtienes la perspectiva de quienes hacen santería y matan gallinas y la gente de la iglesia que lucha contra serpientes. Si lo piensas en realidad no hay gran diferencia.

Con esto en mente, ¿qué tan difícil te resulta sorprender a la gente? El mundo cambió mucho desde Antichrist Superstar.
La provocación está en la misma naturaleza del nombre Marilyn Manson. No hay nada que pueda sorprender en un mundo en el que la gente es igual de famosa por asesinar o por aparecer en una película. Creo que tienes que ser asombroso, poderoso y seguro para ser quien quieras ser y hacerlo bien. La confianza y la decisión de lo que quieres lograr es lo que realmente importa. Tienes que estar dispuesto a morir o matar para protegerlo. Sólo mantente fuera de la cárcel, eso es todo.

Acabas de cumplir 46 años. ¿Cómo modifica tu edad la forma en la que te acercas a la música?
No lo sé, es una forma de sinestesia, pero veo los números como algo más allá de los calendarios. Usualmente juzgo el tiempo dependiendo si hay luz o no. Creo que no tener la carga propia de la edad me ayudó. Disminuyó mi preocupación al respecto y, sorprendentemente, el daño que me he hecho. Creo que tengo la misma vitalidad -tal vez más- que cuando tenía 23. Estoy atrapado en la misma edad. El tiempo que transcurrido no me afecta en nada.

Comentarios

0 comments