0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Paul Banks

El vocalista de Interpol habla de su nuevo disco y sus múltiples personalidades

Paul Banks

Cuando nos enteramos de la noticia de que Paul Banks presentaría este 2012 otro disco solista, no pudimos evitar extrañar un poquito más a Interpol. Las comparaciones entre lo hecho con el ahora trío neoyorquino y su trabajo en solitario son inevitables.

Interpol, sin duda, trazó camino en la música del nuevo milenio: las desoladas guitarras, las letras sin sentido, la sexualidad sin disimulo y la elegante frialdad que ofrecieron en Turn on the Bright Lights (Matador, 2002) y Antics (Matador, 2004) fueron en su momento parte de la resurgida escena rock de Nueva York y actualmente un par de clásicos del indie-rock.

Por su parte, Banks ha ofrecido en apenas tres años un EP y dos LPs en busca de un sonido propio, que lo aleje un poco del esquema de la banda a la que pertenece, que lo reconozca como un buen músico en solitario y no nada más como el frontman de Interpol. Lo ha asumido tanto así, que incluso las dos primeras entregas las hizo bajo el pseudónimo de Julian Plenti: “es un nombre que he utilizado desde hace más de más de 15 años. No es un personaje inventado. No he abandonado a Julian Plenti… siempre estará ahí, pero en esta ocasión decidí presentarme como Paul Banks”, responde el cantante en entrevista telefónica desde Nueva York.

A este manejo de su alter ego, debemos sumar a DJ Fancypants: “Es un alias que utilizo para mis DJ Sets de hip-hop -que no es algo que haga seguido-, pero lo disfruto mucho y me gusta que gente como Snoop Dogg me invite a abrir sus presentaciones. Creo que actualmente es el género que más disfruto escuchar; escucho de todo pero me gusta más el hip-hop clásico, de la vieja escuela,” influencia que es cada vez más inminente en sus composiciones.

Específicamente para Banks (Arts & Crafts México, 2012), el músico no contiene esa admiración por el género, haciéndolo evidente en la base rítmica del sencillo “The Base”, “Arise, Awake”, pero sobretodo “Another Chance”. Toda esta cadena de esfuerzos por alejarse musicalmente de lo que compone con Interpol, no ha sido suficiente para Paul Banks.

Aunque no es una mala entrega, destaca que el artista se deje llevar un poco más por sus gustos personales, independientemente de las letras flojas de las 10 canciones que componen el álbum. Sin embargo, al final permanece la pregunta: ¿Cuándo escucharemos algo nuevo de Interpol?

Comentarios

0 comments