Entrevista con Triciclo Circus Band

Hablamos sobre sus inicios, las calles del centro y la locura

Foto: Cortesía Ocesa


Las calles del Centro Histórico están plagadas de curiosidades, en cada esquina existe un mundo nuevo por descubrir. En esta gran diversidad se encuentra Triciclo Circus Band, una agrupación que, gracias a su propuesta musical, ha captado la atención de un público que no sólo busca nuevas propuestas, sino que disfruta del performance, el circo y el baile.

Son nueve los músicos que dirigen el triciclo que ha circulado por Madero y Motolinía, pasado por foros más importantes y que siempre regresa a su punto de partida.

A propósito de su próxima presentación en El Plaza, tuvimos una charla con Alejandro Preisser, uno de los fundadores del grupo, quien nos contó sobre sus inicios, las calles del Centro y la locura.

¿Cómo surgió Triciclo Circus Band?
Uno de mis cuates, César, que es el saxofonista, me invitó a componer unas rolas para echar relajo y estar ahí cotorreando. El primer día éramos como cuatro y empezamos a ver que nos gustaba mucho. Nos llamó la atención ensayar cada día y de ahí salimos a a tocar. Así fue como surgió la banda, en las calles de Madero y Motolonía, en el centro.

¿Cómo logran combinar los géneros que tocan?
En el primer ensayo tocamos música gitana porque se nos ocurrió de la nada. Como decía, no fue pensado, simplemente compusimos y pronto empecé a darme cuenta de que tocar muchos géneros sería difícil. Empezamos a experimentar sobre otros ritmos, como el tango, jazz, swing y hasta música oaxaqueña. De ahí surgieron las ideas y a partir de nuestra exploración sobre los folclores decidimos tocar así.

¿Esto fue lo que los motivó a tocar en la calle o fue una coincidencia?
Creo que fue una coincidencia. La música que hacemos se presta mucho para eso. Estar en la calle nos sirvió de plataforma para crear el performance, nuestras coreografías, e incluso definir los personajes de cada quien. Todo empezó cuando a uno de nosotros se le ocurrió acercarse al publico y otro lo siguió. Vimos que la gente empezó a reír, entonces para el siguiente show hicimos lo mismo. Empezamos a bailar con las personas, los invitamos a cantar o contar un chiste. Eso le gusta a la gente, que el artista no se quede encima del escenario, sino que ellos puedan estar ahí cantando, platicando con nosotros y hasta decidiendo qué canción quieren escuchar. Es una unión muy padre, ojalá nunca se pierda.

¿Qué es lo más raro que les ha pasado en la calle?
Una vez, una señora nos aventó basura, nos gritó groserías y nos dijo que dejáramos de tocar. En otra ocasión, nos metieron a la cárcel porque no teníamos permiso y estuvimos cinco horas en los separos. Bueno, también ahí, en la calle, nos vio la gente de Vive Latino y hasta los de Panteón Rococó, quienes luego nos invitaron a tocar con ellos. La vida en la calle nos ha abierto las puertas infinitamente.

Ahora que han tenido la oportunidad de pisar escenarios más grandes, ¿se sienten más cómodos?
Es diferente porque, el estar con muchísimas personas, hay quienes se pierden mucho. No es lo mismo vernos al ras del suelo que en un escenario y tratamos de asemejarlo a la calle, creo que nos ha funcionado. A la gente le gusta porque los subimos al escenario con nosotros y se vuelven parte de nuestro trabajo. 

¿Qué nos puedes decir sobre su próxima presentación en el Plaza Condesa?
Es la presentación de nuestro segundo disco. Ya tiene dos años que sacamos el primero y lo presentamos en el Plaza Condesa, ahora lanzaremos este último ahí mismo. Nos gusta mucho ese lugar porque es muy apropiado para nosotros y los fans se pueden divertir. El disco se llama Cada vez y le da nombre a una de las canciones más prendidas. El show va a estar muy bueno. Se van a divertir, se los aseguro.

Triciclo Circus Band
El Plaza Condesa
Jue 5 de junio