Fucked Up

  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Fucked Up
Fucked Up

A los miembros de Fucked Up nunca les ha interesado hacer las cosas de manera convencional.

Fuera de que tocan hardcore punk (un género que es prácticamente ignorado en las estaciones de radio), el simple hecho de titular a su banda Fucked Up ha derivado en que algunos periódicos como The New York Times reseñen sus conciertos, pero no puedan publicar el “profano” nombre de la banda, sustituyéndolo por ****** **.

Además, están los inusuales nombres de sus integrantes: Pink Eyes (vocalista) 10,000 Marbles (guitarra principal), Mustard Gas (bajo), Concentration Camp (guitarra rítmica) y Mr. Jo (batería), así como sus ocasionales canciones de 16 o 18 minutos de duración, que han utilizado hasta más de 15 pistas de guitarra.

Sin embargo, el hacer las cosas de manera diferente parece no haberles afectado en lo absoluto: a lo largo de su carrera, el conjunto canadiense ha dejado que lo principal siempre sea su música, y sus producciones discográficas siempre han recibido excelentes críticas por los “medios especializados”.

Tanto así, que su álbum del año pasado, la ópera rock David Comes To Life, un álbum conceptual bastante más arriesgado que el American Idiot de Green Day –y el cual algunos han llamado el Zen Arcade del grupo–, fue calificado por la revista Spin como el mejor disco de 2011.

Así como sus discos, sus frenéticas presentaciones en vivo también han sido bastante aclamadas aunque, naturalmente, polémicas: Damian Abraham (el nombre real de Pink Eyes) se ha aventado al público desnudo, ha salido al escenario varias veces con sangre en la cara, y ha fumado mota con sus fans en algunas ocasiones.

Sea lo que sea, el cuarto aniversario del Imperial seguramente será una noche inolvidable.

Por Lucas Vernon

Publicado