Guía de comportamiento para los conciertos

Hasta para disfrutar música en vivo, hay reglas. Lean estos puntos con cuidado y compártanlo con quien más confianza le tengan. Y ojo

Foto: iStock

Lo que NO debes hacer

5. ¡SHH!

Quizá para muchos resulte confuso, por eso aclaramos: no es lo mismo ir de antro que ir a un show en vivo. En ambos hay música, sí, pero en el primero vas a chupar, ligar o perderte; en el segundo la gente asiste a escuchar al artista.

En pocas palabras: si estás en un concierto, ¡cállate! Fin.

4. ¡UGA-UGA!

Afortunadamente la evolución nos condujo a salir de las cavernas, vivir en conjunto y construir una sociedad. Eso quiere decir que el ser humano tiene que convivir con sus semejantes. Esta experiencia es más fuerte cuando se trata de eventos masivos.

No seas un hombre de las cavernas. Si te empujan, es normal. Todos quieren estar hasta adelante. No hagas el ridículo y evita crear toda una pelea porque golpearon tu hombro.

3. Yu don jav mai nomber

¿Les resulta familiar el término “washawashear”? ¿Sí? ¿Entonces por qué “washawashean”? No es necesario fingir que conoces todas las letras de las bandas que ves. También puedes disfrutar en silencio. Nadie juzga tu silencio.

2. Tu chamorro en mi hombro

Ya sabemos que estás súper #loca por ver a tu banda en vivo. Eres una súper #YOLOswag y quieres tener la mejor vista del lugar y, según tú, está en los hombros de tu (desafortunado) acompañante.

Piénsalo dos veces, amiguita. Si decides usar a tu novio (o algo) como escalera, lo más seguro es que te lloverán vasos de cerveza y no todos están llenos de cerveza.

1. Es un concierto, no es YouTube

¿Recuerdas la última vez que viste un concierto completo grabado en un celular? Exacto. Cuando estés ahí, está bien grabar un par de canciones. Todos somos fans, pero no abuses. Baja tu cámara. Tus videos se verán mal y además, cubres la vista de la gente.


Lo que SÍ debes hacer

4. Llegar temprano

Tal vez esto se lea teto, pero siempre es mejor llegar temprano para agarrar buen lugar. Así te evitas empujones, arrimones, quemaduras y más problemas propios de las muchedumbres.

3. Crowdsurfing

Dicen que previo a la llegada de los celulares (y las lobukis en conciertos) la gente realmente disfrutaba las rolas, brincaba y hasta armaban el crowdsurfing. Revivamos esta bonita tradición.

2. No seas un mirrrey

En la vida y en los shows puedes ser quien quieras. Excepto si eres un mirrey. Siempre es mejor no ser un mirrey.

1. Baila, baila, baila

Todos vamos a los conciertos a disfrutar, olvidarnos del estrés y el pudor. Baila hasta que te desmayes. Sigue el ejemplo de este niño ruso que podría dominar el Patrick Miller cualquier noche.