0 Me encanta
Guárdalo

Lou Reed en el cine

Sus canciones dieron sentido a algunas de las escenas más memorables

Interesados en su faceta como músico, buscamos escenas memorables, en buena medida, por la atinada selección de las canciones. Así, dejamos de lado su extraña e improvisada participación en Blue in the Face, donde interpreta al "hombre con lentes extraños".

Por cuestiones de espacio tuvimos que omitir algunas cintas, como Men in Black 3, Away We Go, The Royal Tenenbaums, Natural Born Killers y Las edades de Lulú.

También descartamos aquellas películas que versan sobre la música en sí –Almost Famous, High Fidelity o The Doors–, por razones obvias.

Todo esto demuestra que más de un director enamoró a la musa de la inspiración con un disco de Reed. Eso es algo que podemos agradecerle; mientras, disfruta estas escenas.

Misteriosa cinta de David Lynch que, básicamente, trata sobre un mecánico de Los Ángeles (Balthazar Getty) que flota peligrosamente hacia una seductora femme fatale (Patricia Arquette ), pero eso es sólo la mitad de ella. Lynch establece su primer encuentro con "This Magic Moment".

Parece fácil de usar una canción de Lou Reed para una escena de sobredosis de heroína , pero no descartamos la audacia de Danny Boyle, quien no utiliza la opción predecible, "Heroin". Su selección fue esta siniestra balada de 1972 que se suma a la secuencia del descenso surrealista de Mark Renton en la alfombra.

Esta gran comedia negra es un tributo en sí mismo al universo Reed, así que no es de extrañar que utilizaran esta dulce melodía para acentuar los sentimientos del mozalbete autor de la guía de sobrevivencia zombi. Claro, con Emma Stone en versión pelinegro cualquiera siente que Reed le susurra al oído.

Adaptación de la novela gráfica homónima, con guión de los sobrevaluados hermanos Wachowski, que trata sobre un hecho histórico de hace más de 400 años, lo que no importó a todos aquellos que adoparon la máscara como símbolo de la lucha contra el sistema que vendría luego de que los mayas nos hicieron quedar mal con el mundo: no terminó. Todo esto, por alguna extraña razón, nos recuerda a Lou. La voz es de Cat Power, pero todo lo demás es muy Reed. El músico de Nueva York hizo esta canción especialmente para la película. El dinero no necesita razones.

Comentarios

0 comments