0 Me encanta
Guárdalo

Animales endémicos de la CDMX

Te presentamos al teporingo, el charal blanco y el axolote, algunos animales endémicos de la Ciudad de México

Foto: iStock

La Ciudad de México encanta por sus vestigios prehispánicos, su amplia cartelera de entretenimiento y la variedad y cantidad de sus museos, pero también por sus especies de animales endémicas –originarias de la región–. ¡Sí! Esta gran urbe aparta un rinconcito de su corazón a seres vivos únicos. Al ser nuestra ciudad su habitat, es necesario que los conozcamos y cuidemos. La bióloga Guadalupe Salguero nos habló un poco más de ellos.

Tres animales endémicos de la CDMX

Teporingo (Conejo de los volcanes)

Teporingo (Conejo de los volcanes)

Ecosistema
Se distribuye en las faldas del eje neovolcánico, donde las montañas del Ajusco ya son parte de la CDMX. También se le conoce como zacatuche, ya que se refugia entre esas plantas.

Alimentación
Principalmente se alimenta de zacatuche, aunque para aprovechar todos los nutrientes practican la coprofagía (comen heces fecales),pero sólo consumen las que están parcialmente digeridas.

Para protegerlos
Evita invadir su hábitat y extraerlos de su entorno para tenerlos como mascotas. En el caso del teporingo, la población se ve amenazada principalmente por la caza y el ataque de fauna feral. La población se controla por sus depredadores naturales, como algunas aves y carnívoros como coyotes. Pero si la Pets actividad humana o la sobrepoblación de otras especies afecta a estos animales, provoca un desequilibrio en el ecosistema.

Ajolote

Ajolote

Ecosistema
Es endémico del lago de Xochimilco. Vive en aguas poco profundas con abundante vegetación acuática.

Alimentación
Comen especies vegetales de su ecosistema, huevecillos, unos crustáceos llamados copépodos y larvas de insectos y peces.

Para protegerlos
El ajolote se encuentra amenazado por la contaminación en los canales de Xochimilco y por la depredación de peces introducidos, como la carpa y la tilapia, factores por los que difícilmente pueden convertirse en plaga. Afortunadamente existen programas para la restauración de su hábitat y su reintroducción, encabezados por el Instituto de Biología de la UNAM y el Zoológico de Chapultepec.

Charal blanco

Charal blanco

Ecosistema
Igualmente vive en aguas pocos profundas y dulces. Lo encontramos en el lago de Xochimilco.

Alimentación
Se alimentan de la descomposición de masa sólida, huevecillos de insectos y peces. También consumen copépodos.

Para protegerlos
El charal también es una especie amenazada y afectada directamente por los peces introducidos al canal de Xochimilco. Difícilmente puede convertirse en plaga y su población disminuyó debido a la competencia que existe, por el alimento y hábitat, con las carpas y tilapias. Además, estos últimos infectaron a los charales con parásitos y así aumentó su mortalidad.

Comentarios

0 comments