Asteroide B-612

0 Me encanta
Guárdalo
Asteroide B-612
Foto: Cortesía de la producción

“Si uno se deja domesticar, corre el riesgo de llorar un poco”, ésta seguramente figura entre tus frases favoritas de El principito. Ahora, ¿te imaginas si a la melancolía de esas palabras y de las ilustraciones le añadimos un poco de danza? El resultado puede verse en Asteroide B-612.

Al utilizar la danza como principal elemento, la compañía Athosgarabathos logra darle un toque muy especial a la famosa obra de Antoine de Saint-Exupéry. Aunque no sólo se apropia de esta joya literaria por medio del lenguaje corporal, también lo hace por medio del llamado “teatro pobre”, con el cual se tiene el reto de utilizar el mínimo de elementos para recrear las atmósferas y los personajes de El principito, de ahí que, por ejemplo, una casa de campaña se transforma en cada uno de los planetas que visita el principito.

Apoyado de títeres y de una pista sonora que incluye piezas de Comalde, Aubry, Tiersen y Waits, la obra muestra las peripecias de un aviador que cae a la mitad del desierto, donde conoce a un misterioso niño que viene de un planeta pequeñito. Las enseñanzas que deja este encuentro son entrañables: no olvidar la infancia que le da sentido a nuestras vidas y no dejarnos abatir por el caótico y absurdo mundo de los adultos.

Este montaje fue parte de la programación del 9º Maratón de Teatro para Niños y Jóvenes, que tuvo lugar en el Centro Cultural del Bosque. No te pierdas las nuevas fechas. 

Por Anaid Ramírez

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening