0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con el artista urbano Osley

Osvaldo García, mejor conocido como Osley, nos contó sobre la situación del arte urbano dirigido a niños y de cómo podemos acercarlos al Street art.

Foto: Cortesía Daph Grattziani

Hace algunos años Osvaldo García comenzó su trayectoria en el street art y su trabajo va firmado con el pseudónimo Osley. Aunque en un inicio no pensó en dirigirse a los niños, actualmente, cada vez que pinta procura acercar a los menores para incluirlos e introducirlos en el arte urbano. “Es hablar con ellos, dejar que pinten, escucharlos y detenerte para saber qué es lo que piensan”, dice. Por eso nos acercamos a él para hacerle unas preguntas que ayudarán a que tu niño entienda esta expresión artística.

¿Cómo le explicarías a un niño qué es el arte urbano?
Diría que es cualquier tipo de expresión que una persona hace en un lugar abierto: cuando alguien se disgusta por algo y lo escribe, o cuando alguien se enamora y lo escribe en la calle. Son modificaciones que las personas le hacen al espacio público con fines expresivos. Hay quienes agregan cosas al medio, otros que quitan.

¿Qué formas de expresión abarca el Street art?
Son muchísimas corrientes, desde la pintura hasta la escultura. Es trasladar las artes plásticas al espacio público. No importa si tiene una formación artística o no.

¿Existen proyectos en México para acercar este arte a los menores?
Hay pocos. Desde un punto de vista particular, los proyectos que tienen que ver con el arte urbano en México suelen verse como una cuestión de negocio, entonces por eso difícilmente se dirigen al público infantil porque digamos que ahí, hasta ahora, no hay un negocio.

¿A qué edad nos recomiendas acercar a los pequeños al Street art?
Cualquiera. No creo que tenga que ver con la edad sino en cómo es el acercamiento, si es de una manera violenta o de una forma sobria. He trabajando con niños desde los dos años o tres años, que apenas pueden hablar pero ya pintan, y hasta adolescentes. Entre más pequeños imitan mejor lo que ven. Cuando hemos hecho prácticas con niños pasa que los más pequeñitos son los más motivados porque ven todo el ambiente, que hay diversión y alegría, que las personas que coordinan son felices. Eso los integra.

¿Los materiales con los que trabajan son dañinos para su salud?
Cuando yo trabajo en talleres con niños pido pintura vinílica porque es base de agua y no contiene ningún solvente. Los trabajos que más hago son murales en la calle y en esos casos no puedes evitar que los niños se acerquen pero sí les puedes poner un límite; les explique hasta qué punto pueden acercarse y por qué no pueden ir más allá de esa línea, que eso afecta sus pulmones. Trato que alguien siempre esté atento a los niños.

¿En qué momento pensaste en dirigir tu trabajo a los niños?
No empecé mi obra pensando en ellos, no es que yo haya encontrado ahí un móvil y eso haya definido mi obra o mi estética. Todo fue una coincidencia, poco a poco ha crecido y ahora es totalmente lo que hago: acercarme a los niños, incluirlos, hablar con ellos y dejar que pinten. No sólo hay que llevarlos a la escuela y darles alimento, es necesario detenerte un momento para escucharlos, tratar de entenderlos y saber qué piensan. 

Comentarios

0 comments