0 Me encanta
Guárdalo

Hámsters para niños

¿Te preocupa que tus hijos tengan como mascota a un roedor? Te decimos los mitos que hay alrededor de estos animalitos y sus cuidados especiales

Que no te asusten, entre los roedores también puedes encontrar a tu mejor amigo. Con sus características colas cortas, patas gordas y orejas pequeñas, los hámsters son una buena opción para quienes buscan una mascota juguetona de talla pequeña.

Si te preocupan los rumores que rodean a estos pequeñines y no sabes mucho sobre sus cuidados, te presentamos algunas ideas que pueden ayudarte a decidir si un hámster puede ser la mejor compañía para tus hijos.

Cuidados especiales

Al ser pequeñitos, pensamos que no es necesario llevarlos al veterinario; sin embargo, si presenta cambios en su aspecto o conducta es necesario que lo vea un especialista en animales exóticos.

Existen alimentos que puede llegar a ser un veneno para ellos. Trata de darle una mezcla de semillas, granos y nueces preparada comercialmente para ellos; además de una pequeña cantidad de frutas y verduras.

Volviendo a la limpieza, los hámsters también necesitan de cepillado y corte de uñas. Será necesario que acudas a un experto para que te enseñe cómo hacerlo.

Mitos

1

No soportan la soledad

Por el contrario, los hámsters son muy territoriales y solitarios. Al compartir jaula con otro hámster, podría ocasionar peleas.

2

Necesitan poco espacio

También es falsa esta idea. Su hábitat debe tener el área suficiente para sus distintas necesidades (ir al baño, jugar, comer y dormir).

3

Tienen mal olor

El aroma desagradable proviene del mal aseo de su jaula. Depende de nosotros que siempre esté limpia, así que no le eches la culpa al roedor. 

Razas más comunes

Hámster sirio o dorado

Es el más común y su característica principal es que cuentan con una especie de sacos en sus mejillas que le sirven para almacenar su alimento. Suelen ser los más sociables y tranquilos.

Hámster chino

Estos pequeños pueden crecer hasta 13 centímetros de longitud y su aspecto es muy similar al de un ratón común.

Hámster ruso

Llegan a medir hasta 11 centímetros y se distinguen porque mudan su pelaje en invierno, lo que provoca ciertas variaciones en su color.

Hámster de Roborowski o Roborovski

Es el de talla más pequeña, miden entre cuatro y seis centímetros, pero también se distinguen por ser más activos que otras especies de hámsters.

Comentarios

0 comments