Mi papá no es santo ni enmascarado de plata

0 Me encanta
Guárdalo
Mi papá no es santo ni enmascarado de plata
Foto: Cortesía del Centro Cultural Helénico

El escenario del Foro La Gruta se transforma en un ring donde las discusiones entre padres e hijos se hacen presentes. Al ritmo de cumbia, con y sin los guantes de box puestos, esta obra de teatro para niños cuenta las historias de Axel con su papá y de David -"con doble D"- con su mamá.

Axel y David son dos jóvenes que se dedican al box y se encuentran perdidos en una disputa interminable con sus padres. Las discusiones entre padres e hijos son inevitables y, con ellas, el uso de algunas palabras altisonantes, por lo que se recomienda para niños mayores de 10 años.

Los protagonistas se conocen deambulando en las azoteas del barrio en el que viven; hablan de sus vidas, de lo que quieren y no en ellas, de sus miedos, de sus tristezas y de aquello que los hace felices. Durante el montaje, que es una metáfora de las batallas diarias de la vida que implican la búsqueda de la identidad y del éxito personal, también se ve a David realizar grafiti sobre una de las paredes que componen la escenografía.

La obra comienza con un ritmo fuerte y lo conserva durante los 55 minutos que dura la función y hacia los últimos minutos algo sucederá para que dejen de gritarse unos a otros y terminen por comprenderse.

Además de mostrar un gran mensaje sobre la empatía y la amistad, Mi papá no es santo ni enmascarado de plata procura involucrar al público en las acciones que ocurren en escena, como elegir por medio de aplausos cuál de los dos boxeadores dará el golpe vencedor.

Por Gisel Ceja

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening