Pedro y el lobo

Niños, Performance
0 Me encanta
Guárdalo
1/2

Foto: Cortesía Escenarte Internacional

2/2

Foto: Cortesía Escenarte Internacional

Hace 80 años, Serguéi Prokófiev mostró al mundo por primera vez una composición musical y dancística dedicada especialmente a los niños. La intención del director de orquesta era atraer a nuevos públicos a los conciertos e incentivar, desde pequeños, el gusto por la música.

De esta manera representó animales y personas con instrumentos musicales: el pajarito, con una flauta; el pato, con un oboe; el gato, con un clarinete; el abuelo, con un fagot; el lobo, con tres trompas; Pedro, con instrumentos de cuerdas, y los cazadores, con timbales y el bombo.

Esta composición musical es traída a nuestros tiempos, pero ahora aderezada con las coreografías del Ballet de la Ciudad de México.

Bajo la dirección artística de Isabel Ávalos, esta representación de Pedro y el lobo, además de los instrumentos, da un estilo dancístico a cada personaje: el pajarito ocupa la danza clásica; el pato, la danza contemporánea; el gato, el jazz; el abuelo, la danza de carácter; al lobo le tocan los movimientos acrobáticos, y Pedro tiene pasos de danza de demi-carácter.

La trama cuenta las travesuras de Pedro, quien es advertido por su abuelo sobre el peligroso lobo. Al pequeño no le importa y argumenta que no tiene miedo, es suficientemente fuerte y valiente; así que sale a jugar y se hace amigo de otros animalitos. El lobo aparece, pero el grupo de amigos logra atraparlo y lo entrega al zoológico.

Pedro y el lobo es un clásico que los niños disfrutarán mucho, por la propuesta musical y visual. ¡A seguir las intenciones y el legado de Serguéi Prokófiev!

Por Anaid Ramírez

Publicado

LiveReviews|0
0 people listening