Celebrity Deathmatch

El mejor héroe cinematográfico de la temporada

Ethan Hunt

Pelea a mano limpia
Tal vez no es el más ágil ni tampoco el que utiliza más técnicas depuradas, pero tiene algo un poco más peligroso: carece de miedo. De verdad, puedes poner al agente Hunt a luchar contra un enjambre de niñas con trenzas, terroristas, una legión de luchadores de la MMA y nunca se va a rendir ni mostrar piedad.

Gadgets
También tiene un equipo que lo respalda, pero a diferencia de Bond, Hunt es capaz de solucionarse la vida con sus conocimientos básicos, y por básicos queremos decir que es capaz de hackear cuentas de bancos, desactivar bombas y también deja ver a Spider Man como un amateur gracias a utensilios que le permiten subir al edificio más alto del mundo.

Mujeres
El equipo de Misión: Imposible es prácticamente un club de Tobi: hombres, testosterona, gruñidos e, irónicamente, lo más femenino de toda esta saga son los cambios de look que ha sufrido Tom Cruise.

Estilo
Es como Bourne, pero con un poquito más de presupuesto. Aún así, no queremos una vida aburrida donde todo es trabajo y escalar montañas. Deportes extremos + falsas acusaciones + mensajes que se autodestruyen = un héroe muy metrosexual.

Jason Bourne

Pelea a mano limpia
Tres palabras: golpiza con revistas. Bourne es el único en la faz de la Tierra capaz de liquidar oponentes con virtualmente cualquier objeto punzocortante o utensilio de casa, taller u oficina. Las más memorables: un bolígrafo y una revista. Sí, como la que sostienes en tus manos en este preciso momento. Sólo Bourne.

Gadgets
Bourne es un leopardo, un tigre que caza solo. Pero que su tristeza social no te haga subestimarlo: con una computadora y un teléfono celular puede destronar a los mandamás del FBI y desenmascarar una red de corrupción. Y todo esto, sin tener amigos.

Mujeres
¿Quién quiere a una chica Bourne? Es más, ¿existen las chicas Bourne? Si es así, el repertorio es exageradamente pobre: Franka Potente o Julia Stiles (sonido de grillos). Claro, en la nueva secuela de Bourne apareció una Rachel Weisz muy sexy, pero Matt Damon y su trilogía es el único Bourne que debe contar.

Estilo
Más allá del estilo, destaca su presupuesto. Playera desgarrada + auto robado + amnesia + una semana sin bañarse = lo que sentimos cada vez que tenemos una cruda. Y nunca, jamás, es una experiencia placentera.

Ganador: James Bond

Pelea a mano limpia
El James Bond de Sean Connery era prácticamente invencible; si hubiera dependido de él y no de la diplomacia, su James Bond habría aniquiliado de un solo golpe al bloque comunista. Después, con la llegada de Lazenby, Moore, Dalton y Moore, Bond parecía protagonizar musicales y no cintas de acción. Afortunadamene, Daniel Craig, sus músculos y sus puños de acero, le han devuelto la hombría y la fe a 007.

Gadgets
Recuerdan cuando tuvieron por primera vez internet y sus papás, tíos, abuelos o primos tenían miedo de navegar porque no sabían cómo hacerlo o tenían miedo de “contagiar la computadora de un virus”. Pues así es el sr. Bond: es tan lerdo en cuestiones tecnológicas (sí, todo se lo tiene que dar Q, el geniecillo de su equipo de espías) que seguro aún usa su correo de Hotmail.

Mujeres
Todos queremos una chica Bond. Todas quieren ser una chica Bond. Punto. Desde Ursula Andress hasta Berenice Marlohe, pasando por Halle Berry, Eva Green, Tanya Roberts y un largo desfi le de nombres que nos han dislocado la quijada. James Bond es el ejemplo perfecto de la galantería y los one night stands... aunque a veces le falla el radar y se expone a ser asesinado por alguna de sus conquistar, lo que demuestra que hasta al más galán a veces le va mal.

Estilo
Smokin + Aston Martin + una escultural chica + martini + millones de libras esterlinas = todos, todos, queremos ser James Bond.


No es que exista alguna presión por elegir a James Bond en su aniversario (no, de verdad, el ganador fue elegido objetivamente), pero el agente 007 y su vida de ensueño con la que, tristemente, generaciones de hombres hemos crecido, lo colocan como el espía más famoso de todos los tiempos. Eso sí, que se escude en sus mujeres y martinis, porque en un duelo a muerte, el ganador sería Jason Bourne. El Bourne de Matt Damon, claro.