0 Me encanta
Guárdalo

Skyfall

No importa quién es su James Bond favorito, 2012 es uno de los años más importantes de la historia del agente secreto, ya que se festeja el 50 aniversario de la primera película de la serie con el estreno de Skyfall, la tercera de Daniel Craig al servicio de su majestad

En noviembre pasado, Sam Mendes, director de la nueva película de James Bond, anunció que el título sería Skyfall. Desde entonces se ha generado mucha expectación en miles de blogs y entre todos los fans de la historia cinematográfica más larga de todos los tiempos.

Skyfall marca la aparición de Daniel Craig después de un largo descanso desde Quantum of Solace. En esta ocasión, el famoso agente británico tendrá que poner a prueba su fidelidad y amistad hacia M, cuando la experimentada jefa del servicio de inteligencia comience a ser acosada por su pasado.

Craig está respaldado por el elenco formidable; además de la incondicional Judi Dench. Esta ocasión, Mendes integró a la franquicia a Ralph Fiennes, Naomie Harris, Ben Whishaw y Javier Bardem, como Raoul Silva, el villano de la historia.

Un dato para fans: la cantante británica Adele interpretará el tema principal de la película. A un mes de que Skyfall llegue a las salas de cine nacionales, entrevistamos al elenco para que nos platicara los detalles de una de las producciones más esperadas de este otoño.

Con un legado de medio siglo, el espía inglés al servicio de su majestad tiene una enorme responsabilidad: lograr que su nueva entrega sea la mejor de la saga, algo sencillo si se considera que tiene todos los elementos para conseguirlo.

En términos psicológicos, ¿cómo está Bond?
Se encuentra en un muy buen lugar al principio de la película, pero termina metiéndose en problemas. Me temo que debo guardar el secreto. No obstante hemos tratado de hacer que la historia sea tan rica como ha sido posible, así que se encuentra en muchos estados, algunos buenos, algunos malos. En realidad todo se resume en sus interacciones con los personajes de la película; así que depende del lugar al que el villano, Javier [Bardem], nos lleve... es su película, él la dirige, y se trata de la forma en la que Bond lidia con ello.

¿Entonces Bond dejó el protagonismo?
¡No! En cuanto salió de mi boca sabía que debía retractarme. Estoy en todas y cada una de las escenas, por lo que es muy difícil para mí dejar el protagonismo. Lo que quise decir es que con un elenco tan bueno como el que tenemos, es inevitable que se vuelvan una parte extremadamente importante de la película. Eso es un gran alivio para mí.

La saga de Bond ha existido durante décadas, y para mantenerla interesante, has tenido que seguir revitalizando la historia. ¿Cuál es tu acercamiento esta vez?
Hacerlo lo mejor que se puede. Sé que suena como una explicación muy simplista, pero es la verdad. No se están realizando muchas películas como esta, con estos recursos y talento. Si podemos hacerlo, entonces necesitamos un gran guión y necesitamos recursos para hacer que la gente involucrada se sienta emocionada al respecto. Toma de seis y medio a siete meses rodar una película como ésta, además de un gran esfuerzo por parte de la gente. Es un enorme compromiso para cualquiera, pero creo que la gente se sentía inspirada por lo que estábamos haciendo.

¿En esta ocasión, cuáles son los elementos que sorprenderán a los espectadores?
Creo... espero... ahí radica la complejidad. Cuenta con una narrativa buena, densa. Es una película para adultos, pero también es muy divertida. La gente se puede sorprender por el hecho de que existe un toque de ligereza en la película, que no había estado presente en las dos anteriores; en ellas habíamos contado una historia diferente. Nos divertimos mucho en el set, hay mucho humor involucrado. No se trata de líneas divertidas, sin embargo hay humor presente en el guión y realmente nos metimos en eso.

¿Estoy en lo cierto al decir que hay una historia un tanto romántica con Judi Dench?
¿Conmigo? No, te diría que estás completamente fuera de lugar.

Pensé que tendría la oportunidad de hacer una escena sexual... ¿por qué Bond se queda con todas?
Tuvimos una escena en Casino Royale en la que se suponía que saldría de la cama. No recuerdo quién representó el papel, pero hay un hombre en la cama con ella. Y pensamos: ¿quién será? Creo que Brad Pitt se encontraba en la ciudad. Alguien dijo de broma: "llamen a Brad Pitt". Estoy seguro de que aceptará, ¿por qué no? Por lo menos eso  pensé. Yo lo haría, y estoy casi tan solicitado como Brad Pitt.

Hay tanta discreción y protocolo en torno a las películas de Bond. Dinos algo que tal vez no deberías decir. 
No puedo. Si te digo algo que es secreto, entonces Sam lo sacará de la película, y yo quedaré como un estúpido. En realidad no hay nada que me gustaría soltar. Y creo que la industria del cine es su propio peor enemigo, ya que vende películas con secuencias 'detrás de cámaras'. Se observa cómo se crean los secretos, y creo que mantener dichas historias y tramas en secreto es una verdadera lucha. Supongo que los medios son los culpables de meter a todos en este frenesí, adivinando la película y arruinando la trama al revelar sus secretos. Es triste, creo que antes a la gente eso no le importaba. Creo que los hacía felices el simple hecho de ver la película y tener sus propias ideas al respecto.

¿Qué tipo de visión crees que Sam Mendes inyectó en esta saga de Bond?
Simplemente actuando como Sam. Tiene un gran nivel en la mente. Es maravilloso con los actores, le inyectó pasión. Se siente apasionado por la historia de Bond, es un verdadero fan de Bond. En realidad quería crear algo de lo que se sentiría orgulloso, obviamente, sin embargo también quería crear algo para recordar. Es decir, nos dijimos que queríamos hacer algo clásico y clásico también de Bond. Y también una buena película, así que me permitió relajarme en el set y no existen palabras suficientes para agradecerle esto.

¿Cómo afecta Bond tu vida cuando estás lejos de él? ¿Acaso cambia el tipo de papeles que aceptas?
No lo creo, no pienso en eso. No digo: "no puedo hacer eso", "no voy a hacer eso". Nunca he pensado en mi trabajo de esa forma. Tomo los papeles porque me hacen sentir inspirado.

¿Cómo es tu calendario semanal mientras grabas Bond?
Siete días a la semana durante seis o siete meses. Grabando casi todo el tiempo, pasar las tardes en el gimnasio, ensayar, y luego los domingos o cualquier día que tengamos libre, por lo general ensayo las secuencias peligrosas que hace un doble. Trato de que mis días libres sean sagrados porque necesito descansar; pero no siempre es posible. Entonces siempre tenemos otras cosas de qué hablar, reuniones para discutir el guión. Ese periodo es muy, muy intenso. Sin embargo cualquier tipo de trabajo implica una fecha límite. Y esto se alarga durante un periodo de seis meses.

Diré lo siguiente con las mejores intenciones: te ves muy cansado en este momento.
Estoy jodido. Bueno, no estoy jodido, de hecho estoy muy bien. Simplemente lo que sucede es que mantengo un nivel de energía muy alto durante la filmación y en cuanto termina me relajo y me libero de eso. Todos lo hacemos. Podrías encontrar a casi cualquier persona del equipo sentada por ahí observando las paredes porque hemos estado hasta el tope, todo el día, todos los días.

¿Hace cuánto terminaron la película?
Hace tres días. Hicimos un comercial para Sony como parte de la película y volvimos a filmar algunas escenas.

¿Entonces has tenido dos días libres?
No, he estado hablando con periodistas desde entonces.

Ahora vives en Estados Unidos. ¿Cuál es la diferencia entre la forma en la que ven a Bond aquí y en el Reino Unido?
No creo que haya mucha diferencia, creo que en todo el mundo la gente tiene una visión fuerte y colectiva sobre Bond. Me gritan en la calle. A veces me dicen "James" y a veces "Daniel". Sin embargo puedo caminar por Londres o Nueva York, y a menos que haya un paparazzi persiguiéndome, la gente solamente me saluda. Hay muchas cosas de las que tienen que preocuparse. Son personas ocupadas.

Ha habido rumores de que habrá más Bond en Londres en algún tiempo. Platícanos al respecto.
Hay un elemento en la historia de Bond en el que regresa a Londres. Sin revelar demasiado, hay un ataque al Servicio Secreto de Inteligencia del Reino Unido. A veces se puede filmar muy bien en Londres, pero es difícil que las películas tengan acceso a lugares como Whitehall o el metro. Afortunadamente, Bond te abre las puertas, así que pudimos volvernos un poco locos. Esto se conecta en realidad con el lugar de donde proviene Bond, que no se había visto en una película de Bond durante mucho tiempo. Es una parte pequeña en la película, pero es muy importante. Nos acercamos a Whitehall -y rodar en Whitehall en autos a toda velocidad es muy emocionante.

¿El hecho de tener muchas escenas en Londres quiere decir que muestran de dónde viene? Londres juega un papel muy importante en la conformación de Bond.
Yo diría que sí. Si lees los libros de Fleming, todos en algún momento lo presentan en algún club o encargando un traje en Savile Row. Entonces es un telón de fondo muy importante, o por lo menos un buen punto de inicio para la trama. Es la capital, donde se encuentra el poder, lo que protege, es donde se encuentra la Reina, todas esas cosas. Ese es su trabajo.

¿Debemos seguir usando el término 'chica Bond'? ¿No podríamos referirnos a Eve simplemente como un personaje de la película?
Eso es muy cierto. ¡Diré eso en mi próxima entrevista! Yo no diría que ser una "chica Bond" es algo degradante, sin embargo siento que Eve es un personaje diferente. No está ahí para usar vestidos entallados y ser sexy. Es una mujer capaz en el campo de batalla. No es necesariamente la pareja ideal para Bond, sin embargo su ambición es estar tan calificada como él. Es una agente en el campo de batalla, no una secretaria.

¿Cómo llegaste a tomar este papel?
Me apunté sin siquiera ver el guión. Estaría loca si no lo hubiera hecho. Crecí con Bond, no hay manera en la que hubiese dicho que no. Sam Mendes me describió el papel, pero no fue sino hasta que firmé los papeles que me permitieron leer el guión.

¿Y qué te pareció trabajar con Mendes?
Es increíble. Esta película es tan grande, puede llegar a ser abrumador. El primer día estaba aterrada, ya que se sentía como nada que hubiera hecho antes. Y lo que hace Sam es que te sientas como si estuvieras participando en una película independiente. Lo importante para él son los personajes y las relaciones, así que todo se reduce a esa verdad. Es la forma en la que lo aterriza.

¿Cuánto tuviste que entrenar para prepararte para este papel?
He estado entrenando durante 8 meses, 3 veces por semana. Es una cuestión de Resistencia. Si vas a hacer 11 tomas, ¡es lo que necesitas! Hicimos kickboxing, peleas con los dobles de acción, aprendí a manejar a gran velocidad y dar vueltas de 360 grados. Además de mucho entrenamiento con armas, con rifles, con Walther PPK. Es la cantidad de trabajo más intensa que he tenido que hacer.

¿Eres fanática del Bond moderno?
Me encanta Daniel Craig como Bond. Casino Royale fue la primera película de Bond con la que en verdad me sentí identificada, y fue debido a su actuación, porque era un Bond más real, más humano. Para mí como miembro de la audiencia, había más en riesgo. También me gusto mucho el personaje de Eva Green, me encantaron su fuerza y su complejidad. Sin embargo la simple idea de un Bond que sale lastimado, que siente, que se conecta con una mujer, eso es algo que nunca había visto antes. Sentí que fue más emotiva por esa razón.
 
¿Y crees que Skyfall lleva la misma carga emocional?
Sí, definitivamente. Sam y los productores querían más humor, más ingenio, como en las películas clásicas de Bond. Sentían que no había suficiente humor en las últimas dos. Sin embargo la película tiene presente un lado muy emocional y oscuro.

¿Cómo te sientes sobre el hecho de ser etiquetada como 'chica Bond'? ¿Crees que pudiera ser una especie de maldición?
¡Es un honor ser maldecida como una chica Bond! Es totalmente emocionante. Sin embargo yo veo a Sévérine como un personaje único en una película única, más que una chica Bond. Es una etiqueta muy abstracta. Es histórica y está llena de significado, sin embargo ahora no tiene resonancia. ¡Todas esas mujeres en traje de baño!

¿Entonces cómo describirías a Sévérine?
Glamorosa y enigmática. La parte enigmática es importante para mí ya que en realidad no quiero que sea obvia. No puedes encasillarla, como podrías hacerlo con muchas de las otras chicas Bond –es una chica Buena, es una chica mala, es compleja. Ocurre lo mismo con lo que hizo Daniel Craig por James Bond: construyó algo que tiene diferentes colores, que podría parecer opuesto– muy rudo pero muy vulnerable, muy humano pero a veces frío como una serpiente, una máquina de matar. Yo en verdad quería hacer eso con mi personaje.

¿Por qué crees que Daniel Craig se ha convertido en un símbolo sexual?
Por lo general todos los modelos son muy aburridos. No tienen carisma. Lo que es importante es la personalidad y lo que tienes que decir. Daniel es humano de una manera tan bella, tiene una personalidad muy agradable, un gran sentido del humor. Esto es lo que en realidad hace a alguien atractivo.

¿Qué te parece Estambul?
No había conocido la ciudad antes, sin embargo es una mezcla muy interesante. Sientes el poder del pasado, y luego ves televisiones por todas partes. Es como una escena de ciencia ficción. En Shangai ocurre lo mismo: modernidad y tradición. Es como estar en un plató.

¿Tuviste que entrenar mucho para aparecer en Skyfall?
No tengo muchas escenas de acción, pero pedí que me dieran entrenamiento con pistolas, ya que es una disciplina muy interesante. Lo veo como el Tai Chi, te tienes que concentrar, respirar, y te da una sensación de poder. Quería hacer esto solamente para enriquecer a mi personaje, es uno de los lados que quería darle a Sévérine. Me gusto mucho. Es como la meditación.

¿Cuál es tu arma favorita?
Soy muy mala con los nombres. ¡Es una pistola!

¿Tienes los ojos puestos en Hollywood ahora?
Durante años quise lanzarme al estrellato en Francia, pero Francia no me quiso. No conseguí audiciones. Siempre me preguntaban. "¿a quién conoces?, ¿a qué productores?, ¿a qué actores?". "¡Regresa cuando conozcas a todos!". Así que cuando me enteré de las audiciones de Skyfall me dejé llevar, esperando que me dieran la oportunidad de crear algo, que me dieran libertad. Seguiré con los proyectos ingleses y asiáticos. Me encanta participar en comedias, dramas, filmes psicológicos, quiero ampliar mis opciones.

Comentarios

0 comments