Top 5

Búnkers para refugiarse durante el fin del mundo


1. Drenaje profundo
Era 1967 cuando los funcionarios públicos, ávidos lectores de las profecías mayas, idearon la construcción de un drenaje profundo. Mientras cualquier ciudadano evitaría a toda costa revolcarse sobre heces, los políticos se saben inmunes y a buen resguardo en este lugar.

2. Zinco Jazz Club
Ubicado en el bajo centro, representa un paraíso para cualquier melómano. Cuando abrió, sus propietarios encontraron en una bóveda (del Banco de México) una figura mitad maya, mitad art déco, que conformaría su logotipo. Los mayas anticiparon que los amantes del jazz serían una raza superior.

3. Ángel de la Independencia
No faltará quien, llegando el día, salga del clóset como un patriota hecho y derecho (léase, más allá del futbol y la virgencita de Guadalupe). Para ellos se construyó un mausoleo debajo de este monumento. Sólo resta decidirse por Hidalgo (y aliados) o por los revolucionarios (nunca aliados).

4. Metro Camarones
Esta estación de la línea naranja va garantizada contra toda catástrofe. A 50 metros bajo el suelo no habrá jinete apocalíptico que ose descender. Se recomienda que, a la hora de que se abra el séptimo sello, ya estén todos ordenatitos y sin empujar para disfrutar de souvenirs ambulantes.

5. Estacionamiento de Bellas Artes

En el estacionamiento subterráneo se construye un autocinema, aprovechando que hay espacio para 450 automóviles. Se inaugurará con la proyección en 4D de películas apocalípticas hasta que las inconveniencias que el fin del mundo ocasiona sean parte de la historia.