Caminatas por el DF

Recorrimos a pie Chimalistac, el centro de Tlalpan, Clavería y Peravillo para descubrir los secretos de estas colonias

Foto: Alejandra Carbajal


Además de recorrer las calles del Centro, explorar los secretos del Bosque de Chapultepec y seguir la guía gastronómica de la Narvarte (con sus taquerías incluidas), te invitamos a descubrir cuatro colonias tradicionales de la Ciudad de México.

Se hace camino al andar o, al menos, eso dicen los que saben. Por esa razón, levántate de ese sillón, ponte tus zapatos más cómodos y lánzate a recorrer a pie estas cuatro zonas de la ciudad. Te contamos a qué huele, en dónde parar, qué ver, lo que puedes esperar de cada colonia y hasta en qué mood ir. Además, te mostramos la lectura que hicieron cuatro fotógrafos en su transitar por estas rutas citadinas.

Peralvillo

El parabús de Perú: luminosa aparición metálica, la madrugada en Eje Central se acabó, "en el último trago nos vamos" le dije a mi alter ego. Me acerco, dos mariachis sin corbata, una vendedora de dulces, una pareja, un hombre cabecea sentado, esperamos el trolebús. Son las 8:43 de la mañana. Por $4 viajaré de Garibaldi a Juventino Rosas. Bajo del trole, las cortinas de las refaccionarias están abajo, camino varias calles, encuentro un puesto de caldos de pollo en la esquina con Misterios, cerrado. Todo está quieto.

Chimalistac

No me gusta el sur de la ciudad. A lo mejor es porque crecí en el norte de ella, donde tenemos una escultura de Luis Barragán como emblema. O tal vez porque lo siento como a un extraño que me resulta hostil, como cuando salgo del Metro Miguel Ángel de Quevedo y me recibe con el caos de avenida Universidad. Camino sobre la avenida tratando de llegar a Paseo del Río, que me han dicho que es una de las calles más bonitas de Chimalistac. 

Tlalpan

Fundada por indígenas nahuas xochimilca y tepanecas, esta colonia del DF te ofrece un interesante recorrido histórico. La Villa de Tlalpan, que hoy conocemos como el centro de Tlalpan -fundada por indígenas nahuas xochimilcas y tepanecas- es una de las poblaciones más antiguas del DF (siglo XV). Su historia se siente al recorrerla. Te da la sensación de estar en un pueblo antiguo y de provincia, por más que esté enclavado en plena ciudad. Un gran lugar para arrancar un día en el Centro de Tlalpan es el Café Katsina en la calle de Madero. El olor de sus granos provenientes de Coatepec, Veracruz, se percibe desde afuera, y aunque no lo conozcas, te invitará a entrar.

Clavería

Era jueves a las 3pm y todos los restaurantes estaban llenos. En Nicos sonaban las mañanitas; en El Mochiteco las cartas con el menú pasaban de una mesa a otra, y en Marco Polo los comensales brindaban con una copa de clericot mientras esperaban su antipasto. Lo mismo pasaba en los locales de comida corrida: las mesas llenas y la gente hambrienta. Era mi primera vez en Clavería y quería recorrerla de punta (Azcapotzalco) a punta (Cuitláhuac). Mi lugar de partida fue el Metro Refinería -la estación del ícono de los contenedores de petróleo, la naranja-, a un ladito del Parque Bicentenario (espacio verde que está en la colonia contigua, así que "pasé sin ver").


Caminos de mi ciudad