0 Me encanta
Guárdalo

Daniel Guzmán

El rock es un arte (Ciudad de México, 1964)

1/8
2/8
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/8
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/8
Foto: Alejandra Carbajal

Daniel creció en el DF, aunque desde niño viajaba para visitar a su familia materna en un pueblo de la sierra de Oaxaca.

Se desarrolló con esas dos influencias (campo y ciudad), pero sobre todo rodeado de la cultura popular, la televisión, las caricaturas, los cómics y el cine. Desde su adolescencia, la música fue fundamental; en especial el rock, un sonido totalmente ajeno a lo que se escuchaba en casa (ritmos tropicales).

Cuando escuchó a Kiss quedó cautivado por su energía, sus portadas, su forma de vestir y su maquillaje. "Muchas cosas que he hecho tienen que ver con esta banda. Uso fragmentos de letras para iniciar una serie o como fuente de inspiración", dice Daniel.

Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM. Ahí conoció a varios artistas, como Abraham Cruzvillegas, Damián Ortega y Eduardo Abaroa, con quienes formó el proyecto Temístocles 44, dedicado a organizar talleres y exposiciones. Es más conocido por su faceta como dibujante, pero también se ha desarrollado en la escultura. En 2011 presentó una exposición en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO), Materia oscura. "En la escuela aprendí sobre la pintura clásica y moderna, pero yo me regresé a la época en la que era popular el cómic, la tele y los periódicos deportivos", comenta Daniel.

Su estilo llamó la atención del curador Richard Flood, quien en 2008 lo invitó a presentar una exposición individual en el New Museum, de Nueva York; exhibió 14 años de trabajo. De hecho, lo han invitado más a exponer su trabajo en el extranjero que dentro del país. Hace siete años formó una banda de rock: Pellejos

Trabaja en una nueva serie de dibujos inspirada en iconografía prehispánica, sobre todo de la cultura mexica. En ella mezcla referencias de diosas, en especial la Coatlicue, con figuras corporales femeninas más actuales. Siempre con su estilo desenfadado y con el uso de algunas frases dentro de los dibujos. En este caso, la mayoría de los textos provienen de La náusea, de Jean-Paul Sartre, y de obras de Albert Camus.

La serie completa, titulada La evolución es ciega, se presentará en 2015 en la galería kurimanzutto.

Por diferentes circunstancias, Daniel lleva casi 15 años viviendo y trabajando en la Escandón.

Siempre ha trabajado en 
su casa. Buena parte del departamento en el que vive se acondicionó como su lugar de trabajo, con mesas cerca de una ventana para aprovechar la luz natural y rodeado de otra de sus pasiones: la música (tiene una amplísima colección de LPs y de CDs), todo tipo de parafernalia de su banda favorita, Kiss; libros, juguetes y referencias a algunas caricaturas que le gustan, como Hora de aventura.

A veces trabaja en los muros, cuando se tratan de formatos más grandes.

En las paredes se pueden ver recortes de periódicos, fotografías y textos que le parecen interesantes de los autores que admira y lo han influenciado, como William Burroughs y Alejandro Jodorowsky.

Comentarios

0 comments