0 Me encanta
Guárdalo

Parques y plazas en San Miguel de Allende

Espacios públicos para respirar aire puro

Foto: Time Out México
Parroquia de San Miguel Arcángel

Parroquia de San Miguel Arcángel

Parada obligada para los amantes de la arquitectura. Esta edificación fue construida a finales del siglo XVII y remodelada por Zeferino Gutiérrez en 1880. Destaca por sus ornamentos neo góticos como el chapitel, parte superior de las torres que termina en forma de pico o de flecha. Te recomendamos admirar su fachada a lo largo del día, pues ésta adquiere interesantes tonalidades de acuerdo a la luz del amanecer, atardecer y anochecer.

La parroquia -más no catedral-, es el punto perfecto para iniciar tu recorrido y para orientarte en San Miguel de Allende. Es, además, el fondo por excelencia para las fotos de bodas, de los turistas y para tu selfie de Instagram.

Jardín Principal

Jardín Principal

Aquí hay mariachi 24/7. Este espacio público, remodelado durante el porfiriato, se distingue por su forma de jardín francés: los árboles están podados simétricamente y permanecen de un verde intenso durante todo el año. La tradición es sentarse sobre una de sus bancas mientras sabireas un helado o un dulce típico de la región, el tumbagón (pasta de harina enrollada en forma de anillo largo, espolvoreado con azúcar glass) al compás de "Cielito lindo".

Al centro del jardín se encuentra el kiosco,  el favorito de los niños y de los enamorados.

Mirador

Mirador

Si fuiste a San Miguel de Allende pero no tomaste una foto desde el mirador, ¿en verdad fuiste a San Miguel de Allende? Te recomendamos visitarlo por la mañana y disfrutar de la vista acompañado de un buen café. Si eres más romántico, puedes ir al atardecer y ver caer la puesta del sol sobre sus calles angostas, iglesias y la presa de Allende.

Además de las banquitas básicas y del binocular que funciona al depositar cinco pesos, está el mercado de artesanías. Aunque no es la plaza más amplia y surtida del condado, puedes adquirir un buen souvenir si es que ésta es tu última parada en la ciudad.

Paseo el Chorro

Paseo el Chorro

En este punto se fundó la ciudad de San Miguel de Allende, pues aquí se encontraba un manantial que abastecía de agua a toda la urbe en el siglo XVIII. Esta edificación se distingue por su magnitud, por sus barandales rojizos y sus escaleras de roca. En la parte superior hay una capilla y la Casa de Cultura –que se encuentra en obra negra –.  En la parte final se ubican los lavaderos, los cuales aún son utilizados por los vecinos. Sin duda, es un punto que no puedes dejar de visitar durante tu estancia. Te recomendamos descansar bajo la sombra de los árboles y disfrutar de su arquitectura.

Parque Benito Juárez

Parque Benito Juárez

A unos cuantos pasos del Paseo del Chorro se encuentra el parque Benito Juárez. Éste es el pulmón de la ciudad, pues desde 1904 es el punto verde más grande de la región –por su cercanía con el manantial, sus tierras fueron bastante fértiles–. Sus amplios camellones invitan a la actividad física. Cuenta con canchas de fútbol y basquetbol, juegos infantiles y un jardín del arte, donde creadores independientes ponen a la venta sus obras pictóricas.

Comentarios

0 comments