0 Me encanta
Guárdalo

Ruta ecléctica en el DF

Si quieres ser turista en tu ciudad o tienes un extranjero en casa y quieres saber a dónde llevarlo, aquí te damos algunas opciones de comida, cultura y reven en diferentes lugares del DF y zonas cercanas

DESAYUNO: La Gruta

DESAYUNO: La Gruta

MAÑANA: Teotihuacan

MAÑANA: Teotihuacan

NOCHE: Arena Ciudad de México

Recomendado

El segundo foro más grande de la ciudad después del Foro Sol es la clase de lugar de conciertos que realmente nos hacia falta en la ciudad. Este lugar destaca por sus grandes pantallas que se pueden admirar incluso desde el exterior, cuenta con areas de comida, bares, zona VIP, suites, escaleras electricas e infinidad de pantallas en su interior con circuito cerrado para que los visitantes no pierdan detalle de lo que pasa dentro. A sólo dos meses de su apertura en marzo 2011, ya había logrado convocar a bandas como Santana y cantantes como Luis Miguel, Paulina Rubio o James. Promete tener eventos con grandes producciones como El Circo Ringling Bros. & Barnum & Bailey.  Un plus es que el estacionamiento –por ahora al menos– sea gratuito, ya que compensa la lejanía y el intrincado camino para llegar.

Leer más
Azcapotzalco

MÁS FIESTA: San Luis Club

Con un gran letrero luminoso presumen de ser “su lugar romántico de México”. Esta es la entrada a un salón de baile con 73 años de tradición. Su aire retro de inmediato transporta a una época de machos y ficheras. Una mujer ataviada con un vestido negro aterciopelado recibe a quienes ingresan a este submundo ficheril. La decoración es igual a la de cualquier cabaret estancado en los años cincuenta: luz tenue, tonos rojizos, espejos en las paredes y chicas de falda corta sentadas en las piernas de los comensales u ofreciendo un baile por 30 pesos. Además de grupos de señores que pagan por la compañía de alguna chica, también van congregaciones de hipsters y expertos en salsa que acuden para bailar con música de orquesta en vivo. Por aquello de la ficha, no hay que extrañarse de que pidan consumo mínimo (puede ser de hasta 400 pesos), o que un refresco chico o una cerveza cuesten 55 pesos. Todo esto son pequeñeces por la experiencia de ser parte de un lugar donde el tiempo parece haberse detenido.

Leer más
Roma

Comentarios

0 comments