0 Me encanta
Guárdalo

Restaurantes para el Día de las Madres

Las mejores opciones para consentir a tu mamá este 10 de mayo en la CDMX

Foto: Alejandra Carbajal

Descubre los secretos culinarios mejor guardados para el día de las madres. No olvides visitar los restaurantes gourmet amables al bolsillo y los restaurantes para comidas de negocios

Desayunar

Lalo!

Recomendado

En desayunos, hay desde un pan francés gordito con frutos rojos y crema, hasta cerdo en salsa verde, pasando por una gallete de salmón espectacular o unos huevos con lardo, gruyere y cebollín perfectamente esponjosos que refrescan al paladar con algunas hojas de lechuga. De tomar hay mimosas, un café ideal para cappuccinos, tés y licuados (nuestro favorito fue el verde, con nopal). 

Roma

Nicos

Recomendado

Prueban el pan recién horneado y el atole, acompañados de los famosos huevos azcapotzalco (estrellados, con salsa roja y frijoles de la olla), o los revueltos en salsa de chile güero. Los ingredientes hacen la diferencia: queso, nata, leche y huevos de rancho.

Clavería

Café El Olvidado

El tesoro de este café coyoacanense son los scones, los tradicionales panecillos ingleses que se comen a la hora del té con mantequilla o crema espesa (clotted cream) y mermelada. Hay sándwiches como el de roast beef con gouda y cebolla caramelizada  y ensaladas; para desayunar destacan los huevos benedictinos.

Coyoacán
Mostrar más

Comer

La Docena

Recomendado

Este concepto llegado de Guadalajara puede ser una de las opciones más divertidas para ir a comer gracias a su ambiente relajado y exquisitas preparaciones con frutos del mar. Pide ostiones frescos o a las brasas, una clam chowder o unos po boys de camarón, unos emparadados especiados. No dejes de pedir el aguchile de camarón.

Roma-Condesa

Le Petit Resto

Recomendado

Entre vialidades, puentes y edificios, hay una casa pintoresca que prepara lo más tradicional de la cocina de Francia. El chef Jean-Louis Raffier lidera las estufas y ha logrado crear un espacio que es territorio francés, como si estuvieras en un bistro en alguna esquina de Paris, aquí sirven los grandes clásicos. Prueba una sopa de cebolla, los vol-au-vent de ternera o de mariscos. Si quieres sorprender, están los escargots (caracoles) bañados en mantequilla y hierbas frescas; son de textura muy suave y la salsa tiene todo el aroma de ajo para maridarlo con un vino blanco potente.

Nápoles

Blanco Colima

Hay un área lounge minimalista con una carta compuesta por tapas. La segunda modalidad se ubica en el primer espacio dentro de la casa, a esto le llaman Belafonte y es el oyster bar en donde los colores caoba comienzan a predominar. El chef japonés Hiroshi Kawahito creó el menú que fusiona el oriente con nuestros gustos gastronómicos. Luego viene Lázaro, la propuesta fine-dining. Este comedor convierte el ambiente en elegancia y la atención del servicio toma un tono galante.

Roma
Mostrar más

Cenar

Lucas Local

Recomendado

Sumérgete en un espacio con una colección de meteoritos y una pared de piedra volcánica. Verás colores galácticos, elementos visuales tropicales y mobiliario retro. La cocina está a cargo de Alex Suástegui y Ale Coppel con menús de temporada. Prueba el slider de jaiba fresca o el risotto rojo con pato canfitado, cada platillo de este restaurante se convierte en toda una experiencia.

Roma

Pizzería La Barra

Hay un ambiente casero, totalmente rústico, con luz tenue y un aroma que sólo un horno de pizzas puede despedir, síguelo y encontrarás el meollo del asunto. El lugar es muy pequeño. La pizza es totalmente rústica, costra delgada, mucho queso, mucha salsa, muchos toppings y muy caliente. Sí o sí tienes que pedir la cinco quesos, no es opcional. Tiene mozzarella, provolone ahumado, parmesano, camembert, roquefort y unas laminas de pera. 

Roma

Quesería de mí

El queso es el personaje principal de la carta, puedes comenzar por una tabla de quesos, adecuada a la cantidad de personas que te acompañan. Para compartir, te recomendamos el fondue, muy tradicional y con una receta suiza en la que el vino blanco acentúa el sabor. El plato fuerte que te recomiendan es el Philly Steak, y no es en vano; te sirven una baguette artesanal rellena de puntas de filete gratinadas con queso cheddar y acompañada de unos gajos de papas, con esta opción le dirás adiós al hambre y al antojo. 

Condesa
Mostrar más

De mujer a mujer

Dulce Patria (Martha Ortiz)

Recomendado

Comer en Dulce Patria es volver a ser niño. Cada plato creado por la chef Martha Ortiz es una reinterpretación de los sabores que las abuelas mexicanas han llevado a las mesas por años. La diferencia reside en la elegancia con que se sirven. Delicadas perlas de chicharrón que recuerdan a una jugosa gordita de puesto. Un desfile de panes de mole, chipotle o violeta. Postres como el esquimo contemporáneo, un granizado coronado con grajeas y galletas de animalitos, ante cuyos colores, es imposible no sonreír. Entre los ejecutivos que acuden a la hora de la comida parece imposible volver a la infancia, pero basta ver los rostros de alegría para saber que en cada mesa dispuesta en el piso rosa mexicano, todos, igual que tú, están pensando en mamá.

Polanco

El Bajío (Carmen "Titita" Ramírez)

Si un domingo llegó de visita tu tía la cosmopolita y se ha juntado en tu casa una buena cantidad de parientes para hacer tu día colorido, no es sensato que te disfraces de anfitrión y trates de ingeniártelas con los congelados de tu refri. Llévatelos a El Bajío, especialistas en familias y antojos grandes. Hagan de las muchas pintorescas mesitas una sola y pide una jarra de horchata y unas gorditas de requesón en lo que se deciden entre los chamorros, el pollo con mole o un consomé “con harto chile”, por si amaneciste enfiestado. Si después de comer, como dice mi abuela, buscas algo “pa' que resbale”, pide el requesón con miel de piloncillo, entre dulce y acidito.

Azcapotzalco

Delirio (Mónica Patiño)

Recomendado

Es un lugar con el sello distintivo de la reconocida chef Mónica Patiño, quien junto a su hija Micaela Miguel regresan a la Roma para ofrecer un espacio diseñado para todo aquel que gusta de explorar opciones gastronómicas con un toque mediterráneo. Lo primero que llama la atención al pasear por la calle Álvaro Obregón es el gran número de personas que suele estar esperando para entrar a este local, la curiosidad te hace acercarte para descubrir un pequeño rincón gourmet con cierto estilo parisino. 

Roma

Rosetta (Elena Reygadas)

Recomendado

La chef Elena Reygadas viajó por Italia para recopilar las tradicionales recetas que hoy sirve. Muy seguramente la verás al visitar el lugar, pues tiene la hospitalaria costumbre de pasear entre las mesas para platicar con los comensales. El menú cambia frecuentemente para ajustarse al clima y a los ingredientes estacionales. Sin embargo, te recomendamos, de entrada, la burrata, y para plato fuerte, los risottos o el short rib, que puedes acompañar con la amplia variedad de vinos.

Roma

Comentarios

0 comments