Café Ruta de la Seda

Restaurantes, Salas de té Coyoacán
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
  • 1 de 5 estrellas
(9Críticas)
2 Me encanta
Guárdalo
Café Ruta de la Seda
Elena Soriano

Sobre el agua muy caliente flota una extraña flor: pareciera una alcachofa. Es un capullo artificial. El conglomerado de té de jazmín, al estar en agua caliente, abre poco a poco sus hojas y libera sus aceites esenciales, aroma y sabor. Es el arte del llamado blooming tea –o té floreciente– heredero de la tradición oriental. Como si se derramaran gotas de tinta en el recipiente, se colorea el líquido de la jarra con verde claro. A diferencia de otros tés, en este caso no necesitas retirar el capullo después de un tiempo. De hecho lo mejor es que esperes unos seis minutos a que se desprendan todos sus perfumes. El sabor es suave; el aroma es penetrante… y ese perfume sutil por momentos lo percibes desde afuera en el discreto Barrio de la Conchita, en Coyoacán.

La Ruta de la Seda es como esa novela de Alessandro Baricco (Seda), un viaje erótico, hecho de sugerencias y fascinación de los sentidos. Enfriemos la temperatura: exploremos sus limonadas y el hielo que cruje al interior del vaso. Las bebidas refrescantes se hacen con jengibre o con agua de rosas y de fresas: es el mismo efecto seductor y femenino. La misma tenue transgresión de los aromas.

Ahora entran en acción los dientes, la lengua. Cierra los ojos. Introduce en tu boca ese pastel ligero de té verde llamado kyoto, o el gâteau á la lavande, hecho con flores de espliego. Muerde. Deja que sus sabores se disuelvan. Espera: la sensación llega por oleadas.

Podríamos hablar de su obsesión por los productos orgánicos, o de su decoración por momentos rústica, por instantes sofisticada, de sus desayunos o ensaladas de flores, o de su tienda de productos, pero sería demasiado mundano. Quedémonos con el perfume, con la sutileza, lo demás lo dejamos para otra ocasión.

Por Alejandro de la Parra

Publicado

Nombre del lugar Café Ruta de la Seda
Contacto
Dirección Aurora 1
Barrio de Santa Catarina
México, DF

Horas de apertura Lun-dom 8am-10pm
Precio Consumo promedio por persona $150

Average User Rating

1 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:0
  • 4 star:0
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:8
LiveReviews|9
1 person listening
Elena G

Mi visita fue una mala experiencia, el servicio muy lento y no tenían la mayoría de sus opciones del menú. 

Adri D

Yo sólo he ido una vez y creo que será la última, ya que me atendieron muy mal, mas bien, no me atendió nadie, fui por una carta y elegí lo que mas me sonó, estaba rico el pastel aunque muy empalagoso y mi te no tenía tan buen sabor. lástima

Amanda M

Era uno de mis lugares favoritos, pero desde que cambió la administración el servicio pésimo, incluso grosero. La última vez que fui (y no volveré) me trataron mal. Pedí un pastel dividido en dos y me dijeron que a los dueños no les gustaba que los clientes compartieran (si creen que así pedirás dos pasteles están muy equivocados). Entonces pedí un platito extra y nunca llegó. La persona de la caja difícilmente me quiso decir de qué eran los pasteles que tenían en la vitrina. No vuelvo!!!!!

Michel T

Muy malo, los postres son pretenciosos en nombre y mas que ordinarios en sabor , el cafe no tiene sabor ni cuerpo y el resto del menu esta igual , nivel de calidad por precio deja mucho que desear.  y de organico solo el nombre.

Sandra G

El servicio es pésimo y extremadamente lento, no tienen sus productos en refrigeración y siempre tiene un sabor diferente los productos aún cuando se trate de el mismo

toño

Era de mis lugares favoritos hasta hace poco, cuando descubres que la higiene es pésima. Los precios caros justificando sus productos orgánicos y descubres que la mitad no son frescos y recetas innovadoras obtenidas de otros sitios, no se confunda con inspiración de recetas, son copias.

tani

Yo hablaría de que es muy pequeño y que ya le queda chico el lugar...además de que la gente tiene que hacer fila...creo que hasta ahora es el café más pequeño de Coyoacán que conozco y eso que tiene mesitas afuera