Frody

Restaurantes, Heladerías Narvarte
  • 2 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
Frody
Foto: Bernardo Robredo

Si llegas a una heladería y te recibe un oso polar con una playera roja, tenis, una sonrisa y el pulgar erguido en señal de aprobación, pensarías que te espera algo motivante. Esta heladería en la Narvarte es una de las referencias de los vecinos de la colonia para tomar un postre por las tardes, así que tenía que visitarla.

Las paredes del local son de color crema y tienen algunas franjas rojas –del mismo tono de la playera del osito Frody–, así ya entras en ambiente para recorrer las neveras llenas de antojos de leche y de agua. Encontré los sabores infalibles en los helados, como choco chips, cereza, capuchino, queso con zarzamora, y los de agua, como chía, guayaba, mango e incluso, maracuyá. Es en ese momento cuando sientes que el hambre se fusiona con la sed para crear una necesidad única que sólo se puede cubrir con un helado.

Me decidí por los de leche y pedí uno chico con dos bolas; una de pistache y otra de blueberry, dos de mis ingredientes favoritos en un helado. La primera cucharada de pistache cumplió con refrescar mi boca y alegrar el gusto por su ligereza en dulzor, pero en las siguientes cucharadas quise saborear el pistache y conforme se terminaba la porción, más concluía en que el helado estaba simplemente saborizado, probablemente no de manera natural. Lo mismo me sucedió con la ración de blueberry; aunque hay que admitir que la relación dulce, ácido y fresco en la boca, con el color azul intenso en la vista, es agradable a final de cuentas.

No me podía quedar con la duda y juzgar tan duro a Frody así que compré otro helado chico, pero ahora me fui por una bola sabor a chongos y otra de choco ferrero. Con vaso y cucharita en mano me senté en la banca de afuera junto a un Frody tamaño humano y lo vi directamente a los ojos antes de probar la bolita de chongos. “Me sabe a cajeta”, le dije con seriedad y obviamente no hubo respuesta. El helado de choco ferrero sí tenía sabor a avellana, pero no tenía intensidad, estaba muy delgada la concentración de sabores a pesar de ser un helado de leche con el nombre de aquellos chocolates famosos.

También tienen propuestas como frappés, sándwiches, paletas, pays y otros, pero tendré que probarlos en otra ocasión. Si quieres un postre rápido y barato que amaine la tormenta de tu antojo entonces Frody te da el pulgar, en cambio, si necesitas un helado que te complique las papilas gustativas y te saque de contexto, mejor dile al oso polar que se verán otro día.  

Por Bernardo Robredo

Publicado

Nombre del lugar Frody
Contacto
Dirección Cumbres de Maltrata 165
Narvarte
México, DF
03023
Horas de apertura Lun-dom 12-8pm
Transporte Metrobús Etiopía
Precio Consumo promedio por persona $50
LiveReviews|0
NaN people listening