Grandpa Elliot

Restaurantes, Barbecue Polanco
  • 2 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Gutiérrez)
1/3
Foto: Alejandra Gutiérrez
 (Foto: Alejandra Gutiérrez)
2/3
Foto: Alejandra Gutiérrez
 (Foto: Alejandra Gutiérrez)
3/3
Foto: Alejandra Gutiérrez

En ocasiones es fácil perderse entre las opciones gastronómicas que ofrece la ciudad y terminar con una lagrimita amarga porque la comida no cumplió con la expectativa. Así nos pasó con Grandpa Elliot, con escasas semanas de apertura en Polanco, cuya propuesta se centra en el comfort food estadounidense.

Y es que este estilo de comida, harinoso y denso, atascado de condimento, con base en cocciones largas y frituras profundas, si está bien hecho, conquista de inmediato. Al final, se trata de clásicos de diner gringo con un secreto más bien simple: recrear las recetas con un twist local.

A decir verdad, la descripción de la carta se antoja bastante, con opciones como mac & cheese, chicken noodle soup, bagel de salmón, y sándwiches de BLT, grilled cheese with bacon y de albóndigas. 

En nuestra visita probamos crabcakes como entrada. Consisten en pastelitos redondos, de buen tamaño y sazón, acompañados de salsa tártara y un limón a medio exprimir (que por cierto debería ser limón amarillo). ¿Ofrecer comida desaliñada será tendencia en la cocina?

Luego nos decidimos por un emparedado de pulled pork con barbecue. La carne marinada estaba suave y en su punto, y el sándwich va armado en pan artesanal, tipo ciabatta y muy crujiente, acompañado de cebolla morada encurtida. La carta lo anuncia con una guarnición de ensalada de col y cáscara de papa; no obstante, llegó a la mesa con papas a la francesa con paprika.

Fuimos curiosos y preguntamos al mesero, quien respondió que, en efecto, el emparedado va con papas a la francesa y que la información del menú estaba equivocada (lagrimita. No jueguen así conmigo).

Por otro lado, los pusimos a prueba con el big boy del mundo sandwichero, un Reuben elaborado con corned beef (una pieza de pecho de res curada en salmuera y luego braseada), que en Grandpa Elliot se monta sobre pan de caja casero con ensalada rusa, queso suizo y col agria.

Bien hecho, este sándwich es para un apetito de tamaño considerable, pues lleva hartas rebanadas de carne bañadas con el jugo de la col agria, contrastante con lo lácteo del queso.

Lo que llegó a la mesa no tenía nada que ver con corned beef. Parecía más bien falda de res cocida y pintada con un extraño color rosado. Ojo: el corned beef no es carne deshebrada, sino que se presenta en rebanadas como el jamón o pastrami. Aunque sí tiene una costra rosácea, les juro que no es de color rosa mexicano. En fin: #EpicFail.

Extra: Grandpa Elliot incluye en su oferta una carta de ginebras interesante, con casi 20 mezclas diferentes abarcadas en un rango que va desde lo cítrico a lo especiado y frutal. Palomita, pues la ginebra ha conquistado a esta ciudad. 

Por Natalia de la Rosa

Publicado

Nombre del lugar Grandpa Elliot
Contacto
Dirección Oscar Wilde 9
Polanco
México, DF
11540
Horas de apertura Mar-dom 10-1am
Transporte Metro Auditorio y Metro Polanco
Precio Consumo promedio por persona $400
LiveReviews|0
1 person listening