0 Me encanta
Guárdalo

Edgar, del M.N.Roy

Uno de los mejores bartenders de la Roma

Ser un buen bartender representa más que sólo mezclar bebidas. Se trata de conocer los sabores y crear fusiones que vayan de acuerdo al lugar donde se sirven. Edgar sabe lo que hace. Este personaje de mediana estatura se recarga dominantemente sobre la barra para escuchar las peticiones de sus clientes, denotando ser el rey de su área. Si no sabes que beber, él tendrá alguna opción con la cual complacerte de acuerdo a tus gustos y el ambiente del lugar. "Siempre recomiendo gin: tenemos varios tipos dependiendo de cada paladar; por ejemplo, el Citadelle, que tiene un sabor a enebro más pronunciado o algunas opciones más ligeras como el Hendricks preparado con pepino, que es lo que más se vende", comenta elegantemente el bartender que parece salido de un refinado bar de Nueva York.
Creando nuevos cocteles y dándoles un toque especial a los clásicos, Edgar es uno de los mejores bartenders de la Roma. Sus más de 15 años trabajando como mixólogo en lugares como el restaurante Broka, le han dado la experiencia necesaria para crear cocteles estrella como el trago de la casa: M.N. Roy., una mezcla de ginebra, oporto, vermouth y campari con un toque de ginger ale y limón. Arremangando la camisa blanca de su galante uniforme, Edgar cuenta que esta fusión trata imitar el sabor de un fruit cup de Pimm's No. 1, licor originario de Londres, pero dándole un twist más "hardcore".
Después de una breve charla, el solemne pero carismático personaje procede a preparar un M.N. Roy, explicando cada paso a detalle como si estuviera contando una historia. Tras aromatizar el vaso machacando un poco de yerbabuena y vertir el resto de los ingredientes, da órdenes con voz firme a sus demás compañeros de barra. Al mismo tiempo, pregunta a otro cliente qué quiere beber, adorna el trago con una rebanada de pepino y una fresa partida a la mitad y asegura con una sonrisa que no hay nada mejor que preparar una jarra de esta bebida para una comida en una tarde calurosa. Seguiremos su consejo.

Comentarios

0 comments