¡Los días son para dormir!

Creemos que ya te cansaste de ir al Félix y al Limantour

Foto: Time Out México


En vacaciones los días son una monserga. Las horas son eternas. Hace calor. O llueve. Todo mal. Lo mejor es, por supuesto, la noche. Mejor consejo nadie te dará: levántate ya casi que el sol se pone, y disfruta hasta que casi casi amanece.

Terrazas y hedonismo
No sería verano sin noches al aire libre en terrazas, aún con el riesgo latente de que empiece a llover. En las opciones para disfrutar la noche sin paredes y techo de por medio sigue reinando la Terraza del Centro Cultural España, ese refugio trendy atrás de Catedral que ofrece miércoles de jazz, jueves de rock, viernes y sábados de DJs, mientras bebes una cerveza, una copa de vino y degustas platillos de la cocina española.

¿Opciones más fresas?
La terraza del Condesa dF, la azotea más cool de la ciudad, como para relajarte con unos martinis coquetos mientras ves el atardecer.

Diversión indoors
Pero como Tláloc a veces también quiere fiesta y te empapa, la solución es ir a bares en los que no importe si llegas mojado y con el cabello arruinado. La primera parada obligatoria es el Felina: chiquito, tranquilo, con amplios sillones, sin engentamientos y buenos tragos. Una acogedora guarida que te resguardará de la lluvia mientras bebes un exótico clásico: el whiskey sour, con limón, jarabe, angostura y un toque de clara de huevo (no te espantes, no sabe a omelette, es sólo para darle cuerpo).

Y como creemos que ya te cansaste de ir al Félix y al Limantour, te adelantamos que sobre Álvaro Obregón está otra opción con ambiente relajado e interesantes cocteles. El Aurora Roma te da la opción de disfrutar una noche tranquila de drinks y plática o de música en vivo y fiesta en el foro con el que cuenta para escuchar propuestas de diferentes géneros musicales.

Si quieres más volumen está el Club Atlántico en el Centro, con varias actividades: cineclub, talleres y una variada cartelera de presentaciones en vivo. Entre las bandas que se han presentado aquí están Lost Acapulco, Tropikal Forever y DJ sets del IMS y Molotov, entre otros.

Para picar y pecar
Para los que están más hacia el poniente, en La No. 20 puedes echarte unas tostadas de atún, dobladas de jaiba, carnitas de pulpo y demás antojitos acompañados de un mezcal o uno de los muchos cocteles que tiene en su carta.

En la Juárez, el Bahía Bar es la sede de noches de baile, cumbias, tragos baratos pero pegadores y mucho estilo. Abre desde temprano para que puedas echarte una cenita antes de todo el ejercicio físico que te espera, con ritmos tropicales procedentes de uno de los DJs invitados o de una de las bandas en vivo de la escena indie como Juan Cirerol, Quiero Club o Silverio.

En el sur, vete a La Coyoacana, cómoda cantina en la que puedes beber y cenar abundantemente a un precio muy accesible, pero te advertimos que si no te laten los tríos y mariachis, mejor ni te acerques a este lugar.

Y claro, la opción es siempre irte a la playita, pero allá es lo mismo: fiestearás de noche, y crudearás como lagartija al sol durante el día.