A Celebration of Harold Pinter

0 Me encanta
Guárdalo
A Celebration of Harold Pinter
Foto: Jorge Vargas. Cortesía Conaculta

El actor Julian Sands ha sido tan solicitado en el cine durante los últimos 20 años, que la idea de regresar al teatro lo atemorizaba demasiado, a pesar de que fue la profesión que eligió en primer lugar.

“Si me hubieras pedido que hiciera un montaje en el que estuviera yo solo hablando frente a cientos de personas, seguro hubiera dicho que no”, comenta con su marcado acento británico.

Sin embargo, fue ni más ni menos que Harold Pinter, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2005, quien lo ayudó a quitarse el miedo, al entrenarlo para dar lectura en voz alta a una selección de poemas en la Iglesia de St. Stephen Walbrook, en Londres, luego de que el escritor y dramaturgo viera afectado su tono de voz, a causa del cáncer que padecía.

“Él fue mi héroe cuando era un estudiante. A pesar de que la gente lo tacha de ser muy estilizado, lo encuentro brutalmente honesto en sus personajes y en la forma de usar el lenguaje que revela un increíble realismo”, detalla el actor de series como 24 y Smallville.

Tras el fallecimiento de Pinter, y ante su ingenio, legado y activismo político, Julian Sands decidió acercarse al actor y director John Malkovich para montar A Celebration of Harold Pinter.

Luego de presentarse con éxito en 2012, el espectáculo está de regreso en México con una única función, el próximo 21 de mayo, en el Centro Cultural Helénico.

La puesta en escena se conforma de poesía, textos políticos y anécdotas escritas por Harold Pinter, en un ejercicio de interpretación teatral que plasma las emociones, pasajes de vida y rasgos de la personalidad del autor de obras como Traición y El amante.

Hasta ahora, México es el único país de habla hispana donde A Celebration of Harold Pinter ha ofrecido funciones bajo la producción de Daniel Pastor y, al igual que la primera vez, no contará con subtítulos con el fin de mantener su estética original.

“En lugares donde se habla inglés la gente puede quedarse algo limitada porque al conocer la lengua sólo escuchan las palabras y sus significados, pero se pierde el efecto polifónico que el público que habla español puede captar a través del ritmo, la sonoridad y las pausas”, dice Sands, quien se encuentra en nuestro país filmando la cinta El elegido.

Incluso asegura que aunque la gente no entienda cada palabra, experimentará diversos sentimientos a través de los sonidos, las frases, la actitud y la atmósfera, además de acercarse a una faceta más humana de Harold Pinter.

Por Clara Grande Paz

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening