Ayolante

Teatro, Musicales
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Ayolante
Foto: Cortesía de la producción

Su título alude a la Reina de las hadas, pero ni siquiera el saberlo nos advierte de todos los elementos que se conjugan en este atractivo espectáculo que apuesta por la intimidad entre intérpretes y espectadores.

La monarca Ayolante dota de un poder especial a su hijo, el galán Juan Ramón, para que forme parte del Congreso de la ciudad y pueda así consolidar su amor con la becaria Filis. A través de piezas musicales compuestas hace más de 150 años, se cuenta una historia delirante, que mezcla el universo terrenal de la política con el etéreo de las hadas. Dos mundos que entran en conflicto para mal de todos los personajes y para la diversión del público que sigue los enredos, las voces cantantes y los pasos bailarines de un ensamble compuesto por profesionales del teatro, el musical y la ópera.

La dupla de compositores W. Gilbert y A. Sullivan la concibió como una opereta, pero lo que vemos en escena está desempolvado: se trata de una adaptación realizada por Álvaro Cerviño, una de las autoridades en materia de traducción en el teatro musical, quien también asume la dirección de este proyecto que aborda las diferencias políticas y sociales con un humor fársico que queda de manifiesto al ver que todos los personajes, sean sutiles hadas o recios diplomáticos, son cantados y actuados por hombres, encabezados por Tomás Castellanos, Carlos Fonseca, Jonathan López, Carlos Velasco y Enrique Ángeles. 

El choque de ambos mundos: el político y el espiritual, tendrán su escenario en otro mundo igualmente distinto: el de Casa Americana, centro de espectáculos situado en el corazón de la Juárez, el cual arranca oficialmente sus actividades de espacio multifuncional con Ayolante. Lo anterior demuestra dos cosas: que la calidad en las voces y los bailes no es privativa del teatro de gran formato, y que éste debe ser un momento de apertura en el teatro musical para ver estas obras desde la propuesta del equipo mexicano y no como mera copia del original extranjero.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening