Constelaciones

Teatro, Teatro contemporáneo
0 Me encanta
Guárdalo
Constelaciones
Foto: Cortesía de la producción

¿Por qué conformarse con que las cosas sucedan en una forma definitiva, cuando hay un sinnúmero de posibilidades, ya sea en la realidad o en la imaginación? A partir de las premisas del “si yo hubiera” o del “qué pasaría si”, el dramaturgo inglés Nick Payne desarrolla uno de los textos más elogiados de los últimos años, que fue estrenado primero en el West End de Londres y después en Broadway, con el célebre Jake Gyllenhaal (Donnie Darko) en el protagónico masculino.

Cuando la actriz Mónica Huarte vio la puesta en Londres, quiso interpretarla y producirla. Poco tiempo después, el director José Manuel López Velarde le comentó que había escuchado sobre una obra que sería ideal para ella. Lo que él no sabía es que Huarte, junto con Alonso Pineda, ya estaban comprando los derechos. El director y la actriz de obras como Mentiras, el musical y Casi un pueblo vuelven a la carga en un montaje sobre los universos paralelos, contado en un formato íntimo.

“Me encanta el trabajo a profundidad con los actores. Se trata de montar alrededor de 50 y tantas escenas y eso es como si fueran 50 y tantas obras. Esto porque cada escena es un universo y para cada una hay que construir, de principio a fin, la historia de los personajes. Es un rompecabezas muy divertido y laborioso”, apunta López Velarde.

La obra, que inicia como una comedia en la que una científica y un apicultor se conocen en una fiesta y entablan una relación, adquiere distintos matices conforme transcurre su idilio: se aman, comparten, se engañan, se ofenden, se aman de nuevo, como toda pareja. Esto es aprovechado por López Velarde para explorar la versatilidad de Mónica Huarte (Media barba, Lobos por Corderos). Otro valor de la obra es  que da a conocer al público mexicano al actor argentino Nacho Tahhan.

Esta puesta en escena es el segundo proyecto de La Teatrería, el espacio que López Velarde y Óscar Carnicero abrieron en marzo de este año. Aunque su programación ha incluido obras breves desarrolladas en vitrinas –Teatro de aparador–, además de propuestas de teatro para bebés y niños –Teatro Toddler– y espectáculos como el del artista de cabaret neoyorquino Joey Arias, su proyecto inaugural y estelar fue la exitosa y elogiada El último teatro del mundo, un musical de manufactura completamente mexicana compuesto por Iker Madrid, con letra y libreto del propio José Manuel López Velarde.

Aunque la obra de Nick Payne es de un formato íntimo para dos personajes y se ubica en un contexto muy diferente al del musical, de alguna manera ambos proyectos están enlazados por un factor en común: las inquietudes de López Velarde. “Constelaciones habla de temas que me apasionan, como la eternidad, la trascendencia y la existencia o no del libre albedrío, o si solamente somos producto del azar”, abunda el director. Temas que buscan ser, ante el público, la opción definitiva entre una infinidad de posibilidades teatrales en cartelera.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening