Cuerdas

Teatro, Teatro contemporáneo
0 Me encanta
Guárdalo
Cuerdas
Foto: Alejandra Carbajal

En escena son hijos de un prestigiado equilibrista que camina sobre la cuerda floja. Fuera de ella, el punto que hace coincidir a Luis Roberto Guzmán, José María Yazpik y Osvaldo Benavides es la pasión por contar, sin cámaras cinematográficas o televisivas de por medio, una historia ácida y entrañable, como lo es ésta de la dramaturga mexicana Bárbara Colio.

Aunque el texto sobre los hermanos que se reúnen en un aeropuerto para encontrarse con su padre moribundo ya fue estrenado bajo la dirección de Richard Viqueira en 2011, la reflexión de Colio sobre la relación conflictiva entre padres e hijos fue suficiente para atraer a Yazpik.

Chema aceptó la propuesta para actuar y producir el montaje de Antonio Serrano (Sexo, pudor y lágrimas, Moliére, Cock) quien es pionero del teatro que fusiona –sin conflictos– lo artístico con lo comercial. Yazpik sabe aprovechar el reconocimiento del que goza para apostar por un teatro íntimo y de autor mexicano.

Luis Roberto Guzmán también se sabe en el momento preciso para asumir un proyecto de este tipo. “Es como estar en la cuerda floja todo el tiempo. Se trata de provocar a los demás actores para tocar los puntos vulnerables de los personajes y al mismo tiempo los de nosotros”, dice. Teatro que, de tan íntimo, se torna universal, como el trabajo de todos los involucrados.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening