Ejemplares ciudadanos

0 Me encanta
Guárdalo
Ejemplares ciudadanos
Foto: Cortesía de la producción

Pocas actrices tienen la oportunidad y la ductilidad de ir y venir de entre los distintos géneros y formatos que ofrece el mundo de la actuación. Y mucho menos la capacidad para pisar otros terrenos sin denostar su imagen. Al contrario: actrices como Tiaré Scanda han incursionado lo mismo en el cine que en la tv, que dentro de la música y el periodismo. Lo mismo ha estado bajo las órdenes de diversos directores de teatro que ha concebido sus propios espectáculos de cabaret,  género en el que resume sus habilidades y las confronta ante el público que conoce más y mejor a la intérprete.

Tras explorar la sátira hacia la farándula, el matrimonio y la soltería en espectáculos como Con la P en la frente, El canal de las que enseñan y Marido en venta, Scanda va de lleno a la sátira social, ejerciendo una crítica hacia los distintos comportamientos que se dan en los habitantes de esta y cualquier ciudad de nuestro país o, por qué no decirlo, de más de una buena parte del mundo. Para ridiculizar a aquellos que abusan de su pequeño poder para pasar por encima de otros, se vale de sketches y piezas musicales compuestas por ella misma.

Federico Di Lorenzo y Héctor Kotsifakis son sus cómplices y los encargados, junto con ella, de dar vida a un mosaico de personajes comunes y, a la vez extravagantes: una actriz frívola, una mala madre, un periodista vendido y un drogadicto muy peculiar, que van mostrándose como espejo de lo que somos al asumir nuestros roles como familia, vecinos, compañeros de trabajo o simples peatones que comparten la misma acera. Al ser cabaret, la actriz es muy clara con la comedia que maneja: “Es un humor que le exige al espectador un poco más de complicidad y de atención en los chistes, que a veces son más sutiles.”

La también columnista, comenta que si presenta estos tópicos en formato de cabaret es porque el género le permite “tocar esos temas tan dolorosos y desgarradores desde el humor para, en vez de llorar, hacer catarsis muriéndonos de la risa”.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening