0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Damián Alcázar

Platicamos con el actor sobre su papel en la obra 'El profesor' que tiene temporada en el Foro Cultural Chapultepec

Foto: Fabiola Santiago

"Si pudiera vivir nuevamente mi vida/ en la próxima trataría de cometer más errores", dice el poema Instantes, atribuido a Jorge Luis Borges. Los recuerdos de la juventud que atormentan a un hombre de la tercera edad son el tema de El profesor, obra original de Roberto Cossa y dirigida en México por Luis Eduardo Reyes. Damián Alcázar interpreta a un maestro que se involucra con una estudiante y su novio, lo cual nos dio pie para platicar con el prolífico actor.

¿Por qué te interesó volver al teatro después de un tiempo de no hacerlo y tras el éxito de La dictadura perfecta?
El teatro es como una refrescada de todos los elementos que, como actor, tienes que integrar en cada proyecto. También te da la maravillosa posibilidad de tener un contacto directo con el público. La gente te nutre muchísimo y realmente disfruta de ver en vivo a los actores a los que sigue. Eso implica muchas cosas, el cuestionarte, manejar otro tipo de energía, regresar a las técnicas y revisarlas, para ver qué usas en tu nuevo proyecto.

¿Por qué crees que el tema de la relación entre un profesor mayor y una estudiante joven siga estando vigente y siendo atractivo?

En este caso más bien es una reflexión que hace el personaje del profesor sobre sí mismo, con base en un diálogo que tiene con un jovencito. Es un joven con el que él se pudo haber identificado en su tiempo y es el novio de la chica. En el guión original, la chica ni siquiera aparece, solamente la mencionan. Entonces es más bien una relación entre ellos: el hombre viéndose y reflexionando sobre su juventud pasada, sobre las posibilidades que tiene ahora en la tercera edad, sobre el amor, sobre la plenitud de la vida, sobre la sexualidad, sobre los miles de recuerdos que tuvo. Es voltear a ver al pasado. Ése es el tema sobre el cual gira la obra, con un humor extraordinario y muy fino, dado que el personaje es un maestro de literatura.

¿Cuáles son esas reflexiones que tiene el profesor acerca de su juventud?

En realidad no se habla de ellas en escena. Para mí el personaje es un hombre maduro que, al ver la problemática de un joven que está enamorado de manera ansiosa por una jovencita, puede recordarse a sí mismo. El disfrute pleno y la pasión que hace al muchacho tan violento y capaz de todo por la chica, lo hace volver a esa edad, aunque en los textos no diga tal cual algo como "yo era como tú" o "yo era igual"; a eso me refiero con que no lo dice, sino que lo muestra con los hechos. Por ejemplo, hay un momento en el que el maestro le dice al joven que se desnude y cuando lo hace, el profesor se da cuenta que ya no tiene ese cuerpo, que ya está en deterioro y que la juventud ya pasó. Pero tiene otras cosas que el público va a ver y que el joven y la chica admiran, como la calidez con la que habla, la pasión por su quehacer, que es un hombre interesante y todo ese tipo de cosas que se adquieren con la madurez y con la edad.

Se han hecho varias versiones de esta historia. ¿Cuál es la diferencia de tu versión?
La diferencia es que no voy a ver nada de esas versiones. Voy a hacer la mía, con mi director, por supuesto. Yo soy un radar absoluto y hago lo que me pida el director, pero luego hago también lo que yo quiero.

¿Cuál es el reto con este personaje?
Sobre todo aprender más. Al mismo tiempo reflexionar sobre mi persona, sobre las personas de mi edad y hacer que cada uno de los que me vean piense en eso.

¿Qué significa la juventud para el profesor?

Yo creo que puritita añoranza. No sé si él está feliz; yo te puedo decir que yo sí estoy bien con lo vivido, pero seguramente hay muchas cosas que hubiera hecho mejor si hubiera tenido la idea o la sensibilidad para no errar. Pero eso es lo padre.

¿Qué es lo que hubieras hecho diferente?
Hablándote de esto me acordé del texto que se le atribuye a Borges: si tuviera nuevamente tantos años, caminaría descalzo por el pasto, me mojaría más en la lluvia, no me cubriría tanto. Ese tipo de cosas que un hombre de 67 años, que es más o menos la edad del maestro, tiende a pensar. Espero llegar a mostrar eso en la obra y provocar esos pensamientos en el público que nos acompañe. 

El profesor. Foro Cultural Chapultepec. Mariano Escobedo 665, Anzures. 5263 3917. Metro Chapultepec. Vie 7 y 9pm, sáb 6:30 y 8:30pm y dom 5:30 y 7:30pm. Hasta el 2 de agosto.

Comentarios

0 comments