Esto no es Dinamarca

Teatro, Shakespeare
0 Me encanta
Guárdalo
Esto no es Dinamarca
Foto: Salvador Perches. Cortesía de la producción

Movimientos vertiginosos o momentos contemplativos, irrupciones de danza, música y un conjunto de actores que inspirados en Hamlet, de William Shakespeare, hablan de la tragedia contemporánea de un país, que no es lejana.

Esto no es Dinamarca es una versión libre de una de las obras más conocidas del Bardo de Avón, pero con cruces literarios (exploración de otros autores de otras épocas), nos lleva a un lugar donde lo económico está sobre lo humano, donde el poder está salpicado de sangre y donde el espectador se reconoce en esta serie de articulaciones escénicas.

David Jiménez Sánchez, director de esta obra comenta que la compañía Ocho Metros Cúbicos explora los caminos estéticos que han ido creando en conjunto; con este texto escrito por Edgar Chías, que es un referente a Hamlet en un universo paralelo donde los personajes y las escenas tienen distintas relaciones y logran un trabajo creado a siete voces.

“Este Hamlet es un juego de estructuras que se utiliza a nivel de anécdota para hablar de lo que hacemos y vivimos en una frecuencia escénica que oscila entre lo festivo y lo melancólico”, explica Jiménez.

El trabajo de la compañía radica en el desempeño actoral de cada miembro, que desde 2009 está conformada por creadores escénicos con diversos intereses estéticos y una amplia trascendencia en la escena mexicana, como David Gaitán, Antón Araiza, Raúl Villegas y el mismo David Jiménez Sánchez.

En el proceso creativo de esta puesta en escena el personaje y el actor son una ecuación que requiere un ejercicio de contención: el trabajo del director. Estas estructuras escénicas cercanas al performance y a la instalación ofrece al espectador un acercamiento a las diversas formas de leer a un Shakespeare que está más presente y más cercano que nunca. 

Por Irving Rivas

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening