Heimweh Estaciones

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Ricardo Trejo)
1/5
Foto: Ricardo Trejo
 (Foto: Ricardo Trejo)
2/5
Foto: Ricardo Trejo
 (Foto: Ricardo Trejo)
3/5
Foto: Ricardo Trejo
 (Foto: Ricardo Trejo)
4/5
Foto: Ricardo Trejo
 (Foto: Ricardo Trejo)
5/5
Foto: Ricardo Trejo

La emoción desbordada que se experimenta al iniciar una relación amorosa casi siempre es agradable, pero ¿será ese mismo sentimiento desmedido el que encamina a los novios a la desilusión?

Sol y Jakob son una pareja que coincidió en un punto ajeno a sus orígenes. Sin importar cualquier diferencia que pudiera existir entre ellos, tomaron la decisión de convertirse en compañeros de vida y así emprender un viaje. Ilusionados con el inicio de esta aventura, dejaron de lado la preocupación por los futuros infortunios.

Antes de instalarse en el lugar de origen de Jakob, intentaron vivir en otros países, pero siempre existió alguna queja. Así llegaron a Austria, pero la rutina, la falta de emoción y el abandono comenzaron a hacerse presentes en la pareja. Para Sol el tiempo se detuvo, los días eran eternos y no había nada nuevo de qué sorprenderse; mientras que para él, la situación se tornaba más sencilla, pues se encontraba en casa cobijado por su cultura, familia y amigos.

Heimweh es una historia de amor, pero también es el retrato de la decadencia, el abandono y la autodestrucción a la que nos arriesgamos con tal de defender una relación por la que habíamos apostado todo.

Myriam Orva es la autora de esta pieza, quien expone con un ojo crítico la experiencia de vivir el amor, no sólo como un sentimiento o una comunión, sino como una práctica única e intransferible de un afecto.

Bajo la dirección de Isael Almanza, esta puesta en escena no es una clásica historia de romance, aunque sí incluye una serie de situaciones cotidianas que buscan la identificación con el espectador, principalmente con la ayuda de las actuaciones de Paulina Sabugal y Gonzalo Guzmán, que logran involucrarnos emocionalmente con sus personajes.

Por Ana Laura Aguilar

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening