Julio César, fragmentos

0 Me encanta
Guárdalo
Julio César, fragmentos
Foto: Cortesía Festiva Internacional Cervantino

La sensualidad de la anatomía humana se muestra a través de una cámara endoscópica que lleva el personaje de Vskij. La imagen es proyectada en el escenario; mientras que Marco Antonio, interpretado por un actor amputado de la laringe, hace un monólogo que entendemos gracias a un aparato que traduce la vibración.

Por este tipo de experimentaciones, la compañía italiana Socìetas Raffaello Sanzio es odiada y aclamada a la vez, con un discurso en escena sobre la trascendencia del cuerpo a la muerte.

El director Romeo Castellucci plasma en esta versión de una de las tragedias más importantes de Shakespeare, la voracidad del humano por el poder y la dolorosa realidad de la violencia mundial. Los fragmentos más decisivos de esta obra son expuestos como imágenes sublimes y desgarradoras.

La propuesta del italiano gira en torno al cuerpo y las imágenes grotescas (considerado parte del teatro de la crueldad). Su trabajo permite que el espectador vea vertientes de la rebelión en el arte que se reflejan en la sociedad.

Por Irving Rivas

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening