Karamazov, todo está permitido

Teatro
Recomendado
0 Me encanta
Guárdalo
Karamazov, todo está permitido
Foto: Arturo López. Cortesía Secretaría de Cultura

“Nomen est omen”, el nombre es destino ¿o penitencia? Esta locución latina aplica en el caso de las hermanas Karamazov cuyas decisiones se ven limitadas y forjadas dentro de un mundo frenético, en donde o dios no existe o es perverso.

En un escenario minimalista conocemos a los personajes principales de este montaje interpretados por Ylia O. Popesku y María Inés Pintado, quienes tratan de liberarse del yugo de una madre omnipresente que se apodera de sus voluntades.

La obra, que es un reestreno del año pasado, se cuenta de forma distinta en esta ocasión pues se incorpora el personaje de Gregor -representado por Raymundo Pastor- el supuesto prometido de la madre de las hermanas y amante de una de ellas. El resto del elenco lo completa Josue Barboza.

El montaje es una adaptación por Ylia O. Popesku y María Inés Pintado del texto clásico Los hermanos Karamazov de Fiódor Dostoievski. Bajo la dirección de Hugo Abraham Wirth esta obra corresponde a la segunda entrega de una trilogía que empezó con Dostoievski: el demonio y el idiota, programada en 2014, en el Centro Cultural del Bosque.

De acuerdo a sus autoras, Karamazov, todo está permitido es un viaje delirante hacia las más diversas y contradictorias manifestaciones del ser humano. Cargada con mucho humor negro y diálogo filosófico, hallamos personajes perdidos en el laberinto de su prepotencia que sin embargo son huérfanos abandonados en un mundo sin sentido, el cual parece arrastrarlos a un fatal destino y es que ¿todo está permitido excepto la libertad? 

Por Luisa García

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening