La belleza

0 Me encanta
Guárdalo
La belleza
Foto: Roberto Blando

En 2013 fueron repatriados a México los restos de Julia Pastrana, a quien en vida le fueron asignados motes como “la indescriptible”, “la mujer simio” o “la mujer más fea del mundo”, debido a la fisonomía producto del síndrome de hipertricosis lanuginosa que padeció. Lo que pudo haber sido un severo caso de aislamiento humano, se convirtió en un fenómeno del circo europeo del siglo XIX y, a más de 150 años de su muerte y momificación, el dramaturgo David Olguín la convierte en el centro de una genuina historia de amor, que vive al lado del empresario Theodor Lent.

Aunque la figura de Pastrana fue lo suficientemente atractiva para concebir el texto, Olguín se dio cuenta que, dentro de todo lo dicho sobre ella  en libros y archivos, se hallaba lo no dicho sobre él: “este hombre tenía un enganche muy particular con lo raro, lo extraño y lo obsceno. Eso me llevó a la vieja discusión platónica sobre la belleza: ¿está en el objeto o en el sujeto que se mira? Desde mi punto de vista, está sobre el sujeto que mira”, aclara el también director, quien construye un montaje a partir de un tablado decimonónico diseñado e iluminado por Gabriel Pascal.

Olguín va más allá y, a partir de las fisonomías de la pareja, invierte los roles y hace que Laura Almela interprete al empresario Lent y Mauricio Pimentel a la fenomenal Pastrana. Junto a ellos, Rodrigo Espinosa se desdoblará en distintos personajes, a fin de redondear la más reciente propuesta de un creador escénico (Los asesinos, Tío Vania, El misántropo) que siempre sorprende con la disección que hace de las almas humanas, bellas y siniestras, de esta y otras épocas, de este y otros mundos.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening