La fierecilla tomada

0 Me encanta
Guárdalo
La fierecilla tomada
Foto: Cortesía de la producción La fierecilla tomada
Héctor Bonilla

Desde la comodidad de un sillón, un hombre presenta a un público imaginario los viniles de sus musicales favoritos. Uno de esos acetatos es La fierecilla tomada.

Este montaje cobra vida en la imaginación del hombre y frente a los ojos de los espectadores dispuestos a presenciar el musical de Broadway, escrito por Bob Martin y Don McKellar.

Los productores Juan Torres y Guillermo Wiechers vuelven a la carga con otro musical, esta vez completamente desconocido para el público mexicano, a diferencia de Godspell. Para ello, recurren a un equipo de vasta experiencia en este ámbito: Alejandro Orive en la dirección escénica, Pepe Posada en la coreografía y Oscar Acosta en la dirección musical.

La nostalgia de ‘El hombre en el sillón, personaje interpretado por Héctor Bonilla, da pie a una sátira sobre los musicales de los años veinte (con todo y divas, galanes y gangsters incluidos) que promete ser sumamente divertida.

Para interpretarlos, apostaron por las figuras de Jacqueline Andere y su hija Chantal Andere, Mauricio Martínez, Roberto Blandón, Ari Telch, Mónica Sánchez Navarro y Norma Lazareno.

“La obra ocurre en la mente de un hombre que necesita soñar. Sólo hay dos formas de fugarse de la realidad: la locura y la muerte. Él quiere huir a un Broadway del cuarto mundo y vivir en esa esa realidad, a tal grado que imagina su departamento como el prestigioso circuito teatral”, comparte Bonilla.

El histrión celebra que esta obra sobre un sueño se presente en el recinto creado por Manolo Fábregas, quien tuvo el sueño de hacer un teatro y lo logró.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening