La muerte y la doncella

Teatro, Drama
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía de la producción)
1/3
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
2/3
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
3/3
Foto: Cortesía de la producción

Al ritmo del célebre cuarteto para cuerdas compuesto por Franz Schubert a principios del siglo XIX, regresan los fantasmas de la dictadura militar de Pinochet para quebrantar la tranquilidad de Paulina, quien fue torturada y violada durante el régimen.

No importa si estamos en Chile, lugar de residencia del autor argentino Ariel Dorfman, o en México, sitio en el que bajo la dirección de Lorena Maza se lleva a cabo esta puesta en escena. Lo importante es que el recuerdo mental y físico de la tortura está en el escenario, y Paulina aguarda el momento para intentar deshacerse de él.

En el encuentro que sostienen Paulina, su marido Gerardo y el doctor Roberto Miranda se concentra la parte más oscura de la memoria histórica del continente que habitamos. Paulina descubre en la voz de Miranda, la del captor que tanto daño le hizo.

Dorfman construyó una pieza realista contundente, aunque al paso de los años el desarrollo del conflicto central se siente lento. Empero, esto último es aprovechado por Lorena Maza, quien establece una asfixiante tensión en todo momento.

Al ver esta obra, se entiende porqué se trata de la pieza chilena más representada en el mundo. Imposible un reparto más atractivo: Daniel Martínez es el justo equilibrio para la inquietante ambigüedad que en cada diálogo arrojan el estupendo Arturo Ríos y la impecable Arcelia Ramírez. La sola oportunidad de presenciar el duelo actoral que ambos sostienen es garantía de una noche de tormento y expiación.

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening