La realidad de Pitzi

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
La realidad de Pitzi
Foto: Cortesía de la producción

Su nombre es Sofi, pero para sus papás, los lectores del blog de su mamá y los espectadores de esta obra de teatro intimista, ella es Pitzi y es precisamente la mujer que le dio la vida la encargada de introducirnos a su historia.  Somos testigos de la forma en que un diagnóstico clínico es capaz de trastocar el ser y estar de una familia dentro de su propio núcleo, dentro de la sociedad.

Éste es un monólogo sobre una niña que padece Síndrome de West. Basado la historia real vertida en el blog de la comunicóloga Alejandra Ortega Legaspi, el dramaturgo y director Ro Banda crea una obra breve en la que cada palabra e intención son fundamentales para lograr una experiencia nueva y distinta en la que además de la calidad de su manufactura, se distingue por su arrojo y ambición para soltar una cantidad importante e invaluable de información sobre el Síndrome de West, el cual le fue detectado a Sofi, de 6 años, a los 6 meses.

La ilusión de la espera contrastada con la desesperación de saberse inmerso en una nueva realidad están presentes en este monólogo que se torna en un subibaja emocional para actriz y público al presentar lo que es esta enfermedad cognitiva y epiléptica, cómo la vive Sofi y una serie de reflexiones y suposiciones sobre lo que es ser normal, sobre lo que la gente juzga como normal y lo que acaba por convertirse en normal para una comunicóloga y un médico con títulos universitarios. Es el Síndrome de West visto desde alguien que ha aprendido a padecerlo junto a su hija.  

Los matices de la madre de Pitzi están dados por una tres gratas actrices que alternarán funciones. Yolanda Ventura es la encargada de abrir, posteriormente Paloma Cordero y Natalia Sosa darán cuenta de esta realidad que a más de uno debería importarle. Basta ver toda la emotividad que Yolanda trae cargando en el pecho y va liberando conforme avanza el drama, para saber que estamos ante un proyecto que tocará las fibras de aquellos que sepan lo que es padecer una enfermedad o el sentirse diferente. Teatro para entretenerse y para enterarse. 

Por Enrique Saavedra

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening