Noches de leyenda

Teatro
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Cortesía Museo de Cera)
1/4
Foto: Cortesía Museo de Cera
 (Foto: Cortesía Museo de Cera)
2/4
Foto: Cortesía Museo de Cera
 (Foto: Cortesía Museo de Cera)
3/4
Foto: Cortesía Museo de Cera
 (Foto: Cortesía Museo de Cera)
4/4
Foto: Cortesía Museo de Cera

Nos citaron a las ocho de la noche en el Museo de Cera, famoso por recopilar la historia de México a través de sus réplicas de personajes célebres, pero esta vez se convirtió en la escena de un crimen. La noche era fría y las luces de seguridad parpadeaban a la entrada del recinto. Yo, detective novata, me sentí inquieta al ver dibujada la silueta de un cuerpo cerca de la entrada (probablemente lo habían removido para evitar la atención de los curiosos). Ese fue el primer indicio del multihomicidio cometido.

El lugar ya estaba acordonado y el equipo forense iniciaba su labor, la evidencia ya estaba marcada: 32 eran las posibles pistas para dar con el asesino. Desde hace 16 años este criminal había dado dolores de cabeza a la UFF (Unidad Forense Federal) que sin resultados continuaba tras su pista; mientras, él seguía sembrando horror y suspenso en el museo.

Entré al lugar en medio del sonido de las radios y las miradas nerviosas. “Hay un 3-54 en el Museo de Cera, repito, un 3-54”, comunicaban. El detective en jefe nos dio indicaciones con su voz autoritaria: recolectaríamos la información marcada por el equipo forense de la UFF para sacar las primeras conclusiones, pero debíamos abrir muy bien los ojos pues el asesino podría estar aún dentro del museo.

Avancé hacia la primera sala, las esculturas de los presidentes del mundo me miraban como testigos mudos de lo ocurrido y sus sombras estiradas sobre las paredes me empujaban al interior exigiendo que atrapara al asesino, a sus pies se hallaba un cuerpo aún con la sangre fresca.

Con cada paso dentro del museo una música de suspenso nos envolvía en el caso, ¿qué mente psicópata sería la responsable de los asesinatos y qué la mantenía aún impune? Así comenzó el recorrido de La escena del crimen, el espectáculo que este año preparó el Museo de Cera en colaboración con Por Piedad Teatro para sus ya tradicionales Noches de leyenda.

La escena del crimen fue escrita y dirigida por Antonio Vega, la música fue especialmente preparada para esta puesta en escena y el montaje obedece el estilo de las series policiacas de televisión. Los asistentes se convierten en detectives por una noche y al final de la función el mejor recibe una recompensa por su investigación. Esta es la sexta edición de Noches de leyenda, sin embargo, la experiencia preparada para los visitantes difiere de las anteriores porque es interactiva y encierra una misma historia durante todo el recorrido por el museo. 

Teléfono del evento 5546 7670
LiveReviews|0
1 person listening