Razones para ser bonita

Teatro, Teatro contemporáneo
  • 5 de 5 estrellas
(1Crítica)
0 Me encanta
Guárdalo
Razones para ser bonita
Cortesía de la producción

Si hay un nombre en la dramaturgia contemporánea estadounidense que provoca más de una incomodidad, ese es el de Neil LaBute. Este autor teatral, guionista y realizador cinematográfico, ha fincado su prestigio con base en la mordaz crítica que hace a los distintos aspectos que caracterizan a la sociedad de su país y que, por razones más que obvias, son adoptadas en buena parte de la población americana.

Razones para ser bonita es la obra que completa una trilogía principiada con The Shape of Things (que en México fue conocida como Por amor al arte) y seguida por Fat Pig (que Daniel Veronesse dirigió en Argentina y México bajo el título Gorda). La obsesión de las sociedades contemporáneas por dar un valor sublimado a la belleza y las formas estéticas de las cosas y de las personas, es el tema que hermana a estos textos.

Hace casi cuatro años, cuando fue la primera obra del autor estrenada en Broadway, el director Diego del Río y el actor y productor Arturo Barba decidieron que tenía que ser montada en nuestros escenarios. Es hasta hoy, luego de que Barba ha echado a andar la productora La Rama de Teatro y Del Río ha estado al frente de propuestas tan distintas como Rudo y El chofer y la señora Daisy que se concreta este proyecto.

Como director, del Río pretende enfatizar la idea de que la apariencia física tiene tal valor que incluso rige decisiones de grandes sectores de la sociedad contemporánea. “Planteo en escena una serie de imágenes, un bombardeo de información para que el público entienda cómo afecta la obsesión por la belleza y las formas en las situaciones cotidianas de los cuatro personajes”.

Para ir a fondo en temas como las relaciones de pareja y la búsqueda de uno, del Río invitó a cuatro actores que han sabido combinar su presencia dentro de la televisión y el cine, con un interesante quehacer sobre las tablas: Ludwika Paleta, Sophie Alexander, Luis Gerardo Méndez y el propio Arturo Barba.

“La ventaja de poner en escena un texto tan bien escrito es que el autor no deja ningún cabo suelto y nos permite ir hasta el fondo. Ellos son cuatro maravillosos actores que le han aportado profundidad a un tema que parecería superficial, pero no lo es, pues se cuestiona hasta dónde llegan estos valores y qué consecuencias traen consigo”, apunta el joven director.

Aunque es una bella mujer, en escena Sophie Alexander se verá seriamente confrontada en su autoestima por su novio, a quien se le ocurre comentar que ella es una mujer estándar, en comparación con otras chicas de distintas dimensiones físicas y estéticas. A partir de este pretexto, Neil LaBute ofrece un texto cuyas características y contrastes son enfatizadas por la visión de Diego del Río en el guión.

“Es un dramaturgo que, en sus obras, explora una zona muy oscura del ser humano, pero lo contrasta con un tono muy divertido, a pesar de lo patético que pueden ser las situaciones. Eso hace que el espectador se vea reflejado y pueda decir: ‘yo hice esto en mi relación anterior’ o ‘yo también tomé esa decisión’. Es una comedia, pero con lugar para la reflexión y el análisis de tu propia existencia y de la sociedad contemporánea en la que estás inserto”.

Por Enrique Saavedra

Publicado

Average User Rating

5 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:1
  • 4 star:0
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:0
LiveReviews|1
1 person listening
catalina

ponte caca en la cara illa mentira jja es q tu novio no te quiere x fea o con el q quieres andar