0 Me encanta
Guárdalo

Una serie de encuentros afortunados

Si se trata de interdisciplina, los creadores de la compañía Teatro Entre 2 son expertos. Platicamos con estos músicos-teatreros-directores-actores-todólogos

Arnaud, Francia y Olivier  (Foto: Alejandra Carbajal)
1/6
Foto: Alejandra Carbajal
El principito pintado (Foto: Carlos Guzmán)
2/6
Foto: Carlos Guzmán
El principito pintado (Foto: Cortesía de la producción)
3/6
Foto: Cortesía de la producción
El principito pintado (Foto: Cortesía de la producción)
4/6
Foto: Cortesía de la producción
El principito pintado (Foto: Página oficial Teatro Entre 2)
5/6
Foto: Página oficial Teatro Entre 2
Teatro Xico (Foto: Página oficial Teatro Entre 2)
6/6
Foto: Página oficial Teatro Entre 2

Olivier, Francia y Arnaud son nombres poco comunes, tal como la compañía teatral que fundaron. Para Teatro Entre 2, el 2009 fue el comienzo de un choque catatónico de talentos: un pintor, una actriz y un director, respectivamente, quienes pensaron que sería buena idea salirse un poquito del esquema de las compañías habituales de teatro.

Lo que surgió fue una serie de montajes que sorprenden no sólo por la belleza de las historias, sino por la versatilidad de los elementos en escena: lo mismo tienen un miniconcierto de jarana, clarinete y saxofón, como escenas grabadas en tiempo real con circuito cerrado, pinturas hechas al instante y proyectadas en acetatos que fungen como su escenografía; también marionetas y juegos de sombras. Todo en 60 minutos de algo que inicialmente "sólo es teatro".

"Algunos nos dicen que hacemos un taller en escena. Dejamos ver todo el proceso de creación, desde que Olivier hace los trazos para crear un dibujo, hasta que tomamos la cámara para grabar una escena en vivo", dice Arnaud Charpentier, el director.

Su encuentro fue fortuito, pero no por ello menos afortunado. Arnaud encontró algunos proyectores rudimentarios de acetatos, entonces pensó que sería una buena idea que Olivier, pintor de profesión (ambos nacidos en Francia) hiciera un par de dibujos para ilustrar en vivo una clase en la que él era profesor.

"La respuesta de la combinación entre la pintura y la clase fue impresionante, los chicos estaban encantados. Ahí decidimos que teníamos que crear algo juntos", dice Olivier Dautais, quien además está encargado del diseño estético de las obras.

"Nos enfrentamos a un cubo blanco, el escenario, con infinitas posibilidades para crear una historia. Experimentamos con los elementos que le vienen bien a la narración: una grabación de video en vivo, una pintura de Olivier, un actor. Todo lo que hacemos alimenta las obras. Por ejemplo, mis compañeros aprendieron a tocar el saxofón y el acordeón, yo ahora toco el clarinete", dice Francia, actriz que ha trabajado con directores como Alonso Ruizpalacios en El beso, de Anton Chejov; y Antonio Zuñiga en Historias mínimas de niños máximos.

"Cuando hicimos la primera obra, nos encerramos a estudiar varios meses el ritmo de la pintura y el teatro. Para poder combinar ambas artes, debíamos conocer una manera inteligente de hacerlo, pues no es lo mismo que un diálogo exprese que un pájaro vuela, a que Olivier ya haya dibujado al pájaro", dice Charpentier.

Han presentado montajes como Tanto soñé de ti y La palmera, obras con las que han recorrido México, Bolivia y España. Su obra más reciente en cartelera es El principito pintado, una versión del cuento de Antoine de Saint-Exupéry, que no sólo combina elementos de cine, teatro, música, también cuenta con la actuación de un niño (Timothée Calabrese/ Mateo Vázquez), quien además de interpretar al principito, canta, toca instrumentos e incluso se vuelve camarógrafo de alguna escena.

A la compañía le interesa recuperar la memoria, aunque ellos aseguran que en realidad se trata de trabajar con fantasmas. En montajes como Un teatro Xico, por ejemplo, intervinieron el Teatro Xicohténcatl de Tlaxcala para que la función ocurriera en las butacas, los pasillos, los pasos de gato, los palcos y fuera del recinto. La obra reinauguró este espacio creado en 1873, por ello pusieron especial atención en recuperar la historia del lugar y sus recuerdos.

"Cuando investigamos con la gente local, encontramos al cácaro del teatro, un señor que dijo no haber entrado al lugar desde hace 40 años", comenta Francia.

La intervención de espacios será el tema de este año para la compañía. Tienen en puerta un proyecto en colaboración con la UAM que intervendrá el Metro de la ciudad con espectáculos teatrales y, uno más que será un "montaje rodante" en el que la escena se desarrollará sobre bicicletas en movimiento.

"Lo mejor de nuestra compañía es que aunque tengamos una obra terminada, nunca está concluida. Todo lo que aprendemos la alimenta y al mismo tiempo nos alimenta a nosotros", dice Francia Castañeda.

En abril presentarán El principito pintado en el Foro Cultural Chapultepec.
teatroentre2.org

Comentarios

0 comments