Woyzeck

Teatro
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Woyzeck
Foto: Daniel Quinto/Cortesía Teatro La Capilla

Los seres humanos somos básicos, elementales y hasta salvajes. No importa el género, la condición física o el estatus socioeconómico, todos hemos reaccionado irracionalmente y pocas veces nos reconocemos como seres primitivos.

Franz Woyzeck es un hombre que se encuentra en la inagotable búsqueda del bienestar personal y familiar. Está dispuesto a realizar las locuras más insólitas, por ejemplo, someterse a una serie de experimentos científicos con tal de conseguir algunos centavos.

Basada en el imprescindible texto original del dramaturgo alemán Georg Büchner (nombre que en homenaje a este creador le dieron a uno de los premios más prestigiosos de letras en Alemania), esta puesta en escena refleja el lado vulnerable de la condición humana.

La obra, dirigida por Paulina Adame, retrata la forma instintiva y pasional como reaccionamos cuando nos sentimos amenazados o señalados por la sociedad. Es el caso de Woyzeck, un hombre que se enfrenta ante la disyuntiva de obedecer a sus impulsos o mantenerse fiel a sus hábitos.

Woyzeck, cuya adaptación del texto original está bajo las manos de Patricia Rivera y Benjamín Figueroa, tiene toques de comedia, gracias al acompañamiento musical de la historia; sin embargo, los diálogos repetitivos vuelven a la trama cíclica. Cabe mencionar que todos los personajes masculinos –exceptuando el de Woyzeck– son interpretados con notable talento por mujeres.

Este montaje, que Büchner dejó inacabado cuando murió a los 23 años y que Werner Herzog llevó a la pantalla, retrata los impulsos extremos a los que podemos llegar por miedo o por pasión.

Por Ana Laura Aguilar

Publicado

LiveReviews|0
2 people listening