360

Cine, Drama
  • 2 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
360

Las películas corales son atractivas desde su concepción: la expectativa de hallar una emoción universal a través de diversas historias despierta el sentimiento humano de empatía y aceptación. Desde clásicos como Nashville o Magnolia, hasta trabajos mucho más temáticos como Realmente amor y Crash, estas películas destacan por la manufactura de un guión complejo, pero, sobre todo, por la forma en que el director se vuelve un alquimista que le brinda a cada actor e historia un peso adecuado. Sin embargo, Fernando Meirelles no es uno de ellos. Su trabajo en 360 es opaco y sin pasión; incluso se podría decir que hasta perezoso: cumple con adaptar a la pantalla grande un guión de Peter Morgan, pero nunca le imprime una sensación de pertenencia, ni tampoco un hilo conductor definido. Por momentos, parece que son cinco argumentos de un teledrama unidos en una sala de montaje.

Es desconcertante que el mismo hombre que fabricó Ciudad de Dios y El jardinero fiel esté detrás de esta obra que flota sin una dirección concisa. Meirelles se refugia en la abstracción para guiarnos a través de la vida de varios personajes alrededor del mundo que están en busca del amor y el azar para encontrarle sentido a su vida. La película no es sutil: desde el primer instante el director quiere que comprendamos que las coincidencias forjan nuestro destino. Una voz en off cuenta una pequeña fábula sobre el concepto trillado de dejar pasar las oportunidades; inmediatamente después arranca la primera historia sobre una chica de Europa del Este que busca un empleo como escort de grandes empresarios; uno de ellos es un británico (Jude Law), quien antes de pagar por sus servicios decide hablar con su hija y su esposa (Rachel Weisz). Weisz, una exitosa periodista, lo engaña con un joven brasileño, quien después de acostarse con ella, se entera que su novia lo dejó... Bajo este ritmo de historias entrelazadas por amor o infidelidad, es que 360 construye sus cimientos: en papel, las tramas funcionan al tener una curva dramática y su punto climático; en la práctica, se notan desangeladas, con prisa y predecibles.

A diferencia de otros directores que han incursionado en el género (Altman, Iñárritu, Soderbergh), Meirelles desaprovecha el talento de su elenco y no permite que, aunque sea por unos breves minutos, encuentren cómo alimentar a sus personajes de gamas y motivación. A excepción de los segmentos liderados por Anthony Hopkins y Ben Foster, el resto parece estar formado de sketches moralinos, forzados y que dejan más dudas, en vez de provocar la necesidad de reflexión que busca Meirelles sobre las coincidencias que arropan nuestra vida. Tal vez el punto más importante a destacar, además de la fotografía que nos traslada a diferentes ciudades; es la forma en que se muestra cómo las relaciones humanas siempre inician y terminan con una mirada o el roce un par de manos, a pesar de estar rodeadas de tecnología (un punto primordial dentro del guión: en cada una de las historias los aeropuertos o teléfonos celulares se vuelven un personaje más). Es una lástima que 360 sea un ejercicio fallido: tenía el potencial y los elementos humanos para convertirse en un pequeño estudio sobre el amor y las coincidencias en el siglo XXI,  y no en una telenovela de dos horas.

Por Josué Corro

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

Director Fernando Meirelles, Fernando Meirelles
Guionista Peter Morgan
Reparto Jude Law
Rachel Weisz
Anthony Hopkins
Rachel Weisz
Anthony Hopkins
Jude Law
Jamel Debbouze
Moritz Bleibtreu
Ben Foster
LiveReviews|0
1 person listening