Cosmópolis

Cine, Drama
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Cosmópolis

Hay una idea fundamental en la nueva cinta de David Cronenberg: el apocalipsis inminente gracias al egoísmo capitalista. El problema es que para cada persona será distinta la forma en que llegue esta conclusión. Los simbolismos, la trama, el protagonista y hasta el ritmo de la película son una metralla de sentimientos –o prejuicios– que tejen a Cosmópolis como una obra que pone a prueba la sensibilidad del espectador. O mejor dicho, su paciencia.

Esta adaptación de la obra homónima de Don DeLillo (el autor neoyorquino más importante de los últimos veinte años) retrata la vida de Eric Packer, un joven millonario de Wall Street que desea cruzar Manhattan para recibir un corte de cabello. Cronenberg construye una película minimalista, con rezagos de sci-fi y thriller, que transcurre dentro de la limusina de Packer, un pequeño capullo donde tiene sexo, negocia, llora y hasta recibe un examen de próstata. Su vida es el ejemplo más claro de las predicciones de Asimov o Einstein: la tecnología y la avaricia lo han deshumanizado, Packer es un cyborg cuyas emociones son lapidadas por el hastío de una vida prefabricada.

Robert Pattinson realiza un trabajo aceptable como Packer, su rango de actuación es directamente proporcional al sube-y-baja sentimental de su personaje: un maniquí con un rictus de inconformidad asfixiante. Cronenberg se apoya en su actor para entregar una primera mitad interesante y llena de lecturas que van desde la bestialidad del mundo moderno, donde el arte y el dinero se han vuelto insulsos, y un reflejo de lo humano por sentirse parte de un grupo (una analogía que se aprecia con la marabunta de protestantes similar a la de “Ocuppy Wall Street”, que atacan al vehículo  de Packer). El director filma esta secuencias con encuadres matemáticos donde se puede apreciar una estética gélida y un ritmo pausado que nos introduce directamente a esta fortaleza de asientos de piel y gasolina.

Sin embargo, mientras transcurren los minutos, Cosmópolis se transforma en una cinta letárgica y repetitiva, donde no existe ningún riesgo y los diálogos se tornan soporíferos. Cronenberg, un maestro para generar ambientes de pesadillas –como lo hiciera en The Brood o Rabid–, entra en una zona de confort durante la segunda mitad y cuando la cinta llega al punto climático (donde aparece Paul Giamatti y, por fin, historia se desarrolla en una locación exterior), ya es muy tarde para generar empatía tanto por la película como para el protagonista, quien se transforma en un Patrick Bateman, versión Disney Channel.

Es curioso que el año pasado estrenara otra cinta similar y superior: Holoy Motors (Leos Carax), en la que otro personaje deambula por otra metrópoli dentro de otra limusina; y si bien el guion de Carax es mucho más surrealista, logra proyectar un universo de ensueño, mientras que en Cosmópolis sólo te incita a ver tu reloj esperando que termine la película.

Por Josue Corro

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 3 mayo 2013
Duración 111 min.

Reparto y equipo

Director David Cronenberg
Guionista David Cronenberg
Reparto Jay Baruchel
Samantha Morton
Paul Giamatti
Robert Pattinson
LiveReviews|0
1 person listening