Death of a Superhero

Cine, Drama
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Death of a Superhero

Esta cinta debería cambiar su título a No es otra tonta película de un niño con cáncer. A lo largo de los años (y ojo, no es un fenómeno reciente), Hollywood se ha alimentado de esta temática y sus clichés para llenar las salas de pañuelos y lágrimas; sin embargo, en esta ocasión la cinta se aleja de la enfermedad y se enfoca el proceso de madurez de un chico de 15 años, quien no sólo debe afrontar su inminente muerte, sino también reconocer su sexualidad.

Este preadolescente es Donald Clarke, quien ocupa su tiempo libre dibujando un cómic en el cual es el protagonista (un alter ego que le ayuda a combatir y entender su propia mortalidad). Después de una serie de episodios suicidas, sus padres lo llevan a terapia con el tanatólogo Adrian King (Andy Serkis, mejor conocido por ser Gollum, King Kong y otros personajes animados en computadora), preocupados de que su hijo se esté dando por vencido. Al mismo tiempo, Donald conoce a una linda y rebelde compañera de clases con la cual iniciará una relación. ¿Suena familiar? Claro, es como leer la sinopsis de Good Will Hunting; pero el director, Ian Fitzgibbon, logra llevar su cinta por otras tonalidades: no hay una necesidad intrínseca por narrar una historia edípica entre doctor-paciente; ni tampoco por tener epifanías psicológicas: lo que Donald y su doctor forjan es una amistad sin esperanzas, un respeto por aceptar y estar preparados para un destino inevitable.

Las actuaciones de Sangster y Serkis (quien demuestra que su talento no sólo está detrás de personajes CGI), dotan al filme de empatía, a pesar de caer en sitios comunes y mejor desarrollados en cintas como 50/50: una escena con marihuana, ataques de ira destructiva o discursos sobre la muerte. Conforme avanza la película, nos damos cuenta que estas secuencias sirvieron como trampolín para conducirnos a uno de los momentos más humanos de Death of a Superhero: los amigos y el hermano de Donald, así como King, buscan la forma de que Donald pierda la virginidad antes de morir. Fitzgibbon, retrata este episodio con sutileza y humor, pero sobre todo con la firme intención de contar una historia donde el cáncer es sólo un punto de arranque, y no el tema primordial.

Por Josué Corro

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening