Dos disparos

Cine, Comedia
  • 3 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Dos disparos

Mariano (Rafael Federman) lidia con dos sonidos que, para sus acompañantes, son un fastidio: el de su celular noventero que no tiene modo de silenciarse y el de su flauta desafinada,que en apariencia es alterado por una bala que él tiene en el estómago.

Así es el día a día del protagonista de Dos disparos, luego de que, en los primeros minutos de la película, impulsivamente se da un tiro en la cabeza y otro en el estómago. Tras salir con vida del accidente y permanecer una semana en el hospital, es vigilado en todo momento por su madre y, especialmente, por su hermano mayor (Benjamín Coehlo).

El director Martín Rejtman (Los guantes mágicos, 2003) aprovecha este conflicto para hacer un tejido con vicios y pulsiones juveniles que, si bien parecen abordarse con un tono dramático, en manos del cineasta argentino dan un vuelco hacia la comedia a partir de un arranque brusco y enganchador.

Como si se tratara de un filme adolescente con veleidosos cambios de humor, el director enfoca drásticamente otros personajes; incluso opta por seguir a la madre del protagonista en una caprichosa fuga a la playa.

Aunque Rejtman no permite que el público se pierda en las transformaciones de sus historias, no tuvo el mismo efecto con su elenco: las interpretaciones se tornan planas y sin intención, pese a la agilidad de los diálogos. 

Exhibida en festivales como el de Locarno y FICUNAM, Dos disparos es una especie de albergue cómico para diferentes personajes que, más allá de su pertenencia a generaciones distintas, tienen en común su extracto social.

Por Anaid Ramírez

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

Director Martín Rejtman
Reparto Manuela Martelli
Benjamín Coehlo
Rafael Federman
LiveReviews|0
1 person listening