El Dictador

Cine, Comedia
Recomendado
  • 3 de 5 estrellas
1 Me encanta
Guárdalo
El Dictador
Sacha Baron Cohen, center, in The Dictator

No es una advertencia, ni tampoco un síntoma de alarma, pero vale la pena aclarar el siguiente enunciado: evita esta cinta si no conoces el nombre de Sacha Baron Cohen. Si no estás familiarizado con su trabajo grotesco, crudo e incisivo - los adjetivos que mejor califican a su nueva cinta, El Dictador-, no vas a disfrutar una comedia cuyo único fin es el entretenimiento burdo e instintivo.

Por supuesto, tachar a Baron Cohen como un simple comediante escatológico es ofensivo. Sus obras anteriores, Borat y Brüno, tenían subtramas críticas que se revelaban entre chistes racistas y situaciones incómodas. El Dictador toma estos elementos, pero los presenta de una forma mucho más articulada y propositiva: si bien el humor es similar, la narrativa ya no se sustenta en el mockumentary (falso documental), sino en una historia cimentada en personajes, acciones y trama preestablecida.

Cohen interpreta al General Aladeen, el dictador de Wadiya, un país africano rico en petróleo. Su vida gira alrededor de pagar a famosas actrices por sexo (de Megan Fox a Lindsay Lohan), ejecutar a todo aquel que ose contradecirlo y en construir una bomba de destrucción masiva. La noticia de esta arma ha levantado tantas sospechas, que la ONU está a punto de invadirlos; para evitarlo, Aladeen viaja a Nueva York, donde se ve envuelto en un intento de asesinato por parte de su mano derecha (Ben Kingsley, quien supongo se hizo amigo de Cohen en la filmación de Hugo).

Aunque Larry Charles (director de cabecera de Cohen, director ocasional en Curb Your Enthusiasm y, hace mucho tiempo, escritor para Seinfeld) se trata de apegar al guión, los mejores momentos del filme nacen de la improvisación. Esta dualidad de actuaciones desconcierta: se pierde el ritmo en la estructura y muchos gags preestablecidos se sienten forzados. Charles trata de llevar a cabo esta mezcla con naturalidad gracias a la incursión de Anna Faris, quien le brinda balance a toda la gama de personajes.

Lo interesante del filme es la forma en que El Dictador no se cobija bajo ninguna bandera: sus críticas para los gobiernos autoritarios son de igual proporción que las ocasiones en que logra hacer una similitud entre estos regímenes con la democracia norteamericana (y, evidentemente, existe un repertorio de misoginia, xenofobia y un desnudo frontal). Cohen sabe cómo manipular sus creaciones para que no sólo sean políticamente incorrectos, sino corrosivos, y Aladeen es una de sus creaciones más memorables (a pesar de que su origen no se remonta a su programa Da Ali G Show). Lo volvemos a repetir: sólo paga el boleto si estás acostumbrado y te gusta el humor de Baron Cohen.

Por Josué Corro

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 24 agosto 2012
Duración 83 min.

Reparto y equipo

Director Larry Charles
Reparto Sacha Baron Cohen
Anna Faris
Ben Kingsley
LiveReviews|0
1 person listening