El doble del diablo

Cine
  • 2 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
El doble del diablo

La medalla de oro a la Persona Más Mala del Mundo del siglo XX es para Uday Saddam Hussein, alguien que todos temían, incluso el círculo más cercano a su papá. Excesivamente hedonista, al hijo del dictador también disfrutaba secuestrar, violar y torturar. Estas extravagantes exhibiciones de maldad lo hicieron un blanco en movimiento, todos querían desaparecerlo, así que decidió contratarse un doble para sus apariciones públicas. Aquí es donde entra Latif Yahia, un ex compañero de clases a quien obligaron a hacerla del doble de Uday porque se parecían físicamente. A partir de ese momento, este ciudadano cualquiera acaba en una vida de lujos y maldad corrosiva.

La autobiografía de Yahia de 1997 detalla como esto casi lo destruye. La adaptación fílmica de Lee Tamahori recrea ese circo de horrores, pero convenientemente minimiza cualquier aspecto que muestre la muerte de su humanidad, y en vez muestra un sadismo increíblemente sensacionalista. Esta cinta está demasiado enamorada de su propio mal gusto, convierte, de a gratis, cada acto violento y violación en piezas obscenas al estilo Grindhouse. La caricaturización no termina ahí: Dominic Coooper quien interpreta a Yahia y a Uday, convierte a este último en un psicópata vanidoso, con risas de hiena y toda la cosa (imagina a Richard Wildmark en Kiss of Death, pero más exagerado). Luego el personaje sobre actuado de Ludvine Sagnier se desnuda y hace pucheros en una combinación de Eva Braun y Jessica Rabbit. Después de dos horas de cuánto-más-pueden-alargar-esto, El doble del Diablo termina audazmente con un “El resto es historia”. Con suerte, la idea de que esta presuntuosa basura es o arte o mero entretenimiento sea lo primero que le venga a la mente del expectador.  

 

Por David Fear

Publicado

Detalles del estreno

Fecha de estreno viernes 10 agosto 2012
Duración 108 min.

Reparto y equipo

Director Lee Tamahori
Reparto Dominic Cooper
Ludivine Sagnier
Raad Rawi