Familia en apuros

Cine, Comedia
  • 1 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
Familia en apuros

"Usa tus palabras", un popular mantra en la crianza moderna estilo Montessori, se repite varias veces durante el transcurso de esta comedia familiar agresivamente procesada. Los escritores, sin embargo, parecen no habérselo tomado a pecho. Aparentemente encontrada languideciendo en la bóveda de un estudio de alrededor de 1988 –con las entonces taquilleras estrellas Bette Midler y Billy Crystal ya envejecidos, a lo Dorian Gray, en el celuloide– al menos ofrece un tipo de coartada narrativa para su letanía de caducos y amodorrados punchlines.

Midler y Crystal interpretan a unos jubilados desfasados buscando desarrollar lazos con sus alejados nietos cuando su neurótica hija de personalidad tipo A (la maravillosa Marisa Tomei, desesperadamente buscando añadir algo más al papel que solamente cabello y una bolsa) y su yerno los llaman para hacer de niñeros por una semana. Los tres niños, que oscilan entre precoces a extremadamente psicóticos, están recelosos de los intrusivos viejos, y bien podrían estarlo, dado que los espeluznantemente preservados Bette y Billy apenas pueden mover un músculo facial entre ambos. La más reciente de una larga lista de películas de 2012 para confrontar las indignidades del envejecimiento, esta es disputablemente, si no es que intencionalmente, la más desgarradora y horrorosa.

Está de más decir que al final todo se resuelve sosamente conforme el dúo dinámico gradualmente enseña a los niños los placeres de la vida, por medio del usual surtido de caídas, humor escatológico y con un número musical particularmente “orgásmico” de música doo-wop de la década de 1950. Al ver a este par de otrora vivaces fuerzas cómicas bailoteando alrededor de la cocina aullando Book of Love el uno al otro, bien necesitarás usar tus propias palabras… si es que siquiera puedes encontrarlas.

Traducción: Gerardo Zaragoza

Por A.A. Dowd

Publicado

Detalles del estreno

Reparto y equipo

LiveReviews|0
1 person listening